sábado 21.09.2019

No queda otra, hay que seguir luchando para entrar en el ‘play-off’

Suele decirse que sumar es siempre bueno en el fútbol, claro que sin aclarar cuándo, cómo y cuál es el rival. Digo esto porque el Deportivo empató en casa contra un Cádiz, que nos había ganado (3-0) en el Ramón de Carranza en la primera vuelta y que, en el Abanca-Riazor, apenas se le vio en la primera parte y que, en la continuación, apenas se dejó ver en los últimos veinte minutos y que no ganó otra vez ante el buen papel de Dani Giménez en la portería.


En dónde fallamos?. Respuesta, en lo de siempre, falta de ambición de entrega y de reacción en situaciones más que sobradas, ya que el portero visitante dejó ocasiones que, si los blanquiazules fueran capaces de sacar a relucir ambición y fuerza en la reacción para pelear por tanto balón que se les fue a los pies de los rivales para alejarlo de su área. Hubo jugadores locales que parecían salir de una intensa guerra cuando apenas llevaban en el campo un cuarto de hora. Y así no vamos a ninguna parte...por mucho que intentemos hacernos con una plaza para meternos en el playoff, máxime después de la victoria del Málaga ante el Real Oviedo (3-0) y jugando con un hombre menos más de la mitad del partido. Vaya potencia e intensidad de los malaguistas que sí van camino de hacerse con la plaza a la que aspira el Depor..


Entramos ya en los últimos cuatro partidos del final de la Liga 123, con 12 puntos en juego, empezando el domingo en el Anxo Carro lucense, para recibir después al Mallorca, despidiendo las salidas en Elche y cerrando la liga frente al Córdoba en el fortín coruñés. ¿Hay quién duda si no ganamos los 12 puntos en juego? Lo del domingo frente al Cádiz no puede repetirse, señor Martí. Ha ganado seguridad en el sistema defensivo, con un desconocido Bóveda; mayor seguridad y ambición en el medio campo y en el poder ofensivo se echó mucho de menos la falta de Borja Valle, un trabajador incansable, que apenas disputó un cuarto de hora de partido. Basta ya de tanto cambio y tantas prueba y más exigencias generales..


Algo que hay que demostrar en feudo lucense el  domingo en feudo lugués, teniendo en cuenta que ambos contendientes se juegan mucho, uno —el Lugo— para evitar el descenso de categoría, y otro- el Depor- para ganarse la posibilidad de luchar por el ascenso. Casi nada. Si pudiera ser... que ganen los dos, pero como no puede ser el Deportivo, que es el nuestro, que salga a por todas. Pero tendrá enfrente un rival peleón, intenso en su juego y con hombres peligrosos como los ex deportivistas Carlos Pita y Jona, ambos salidos de la cantera del Fabril y que están triunfando defendiendo los colores rojiblancos del Lugo. La última palabra la tienen los blanquiazules coruñeses, aunque sea Día del Club en el Anxo Carro, con un ¡Forza Depor!... que bien se merece el deportivismo.   

P.D.- Mis amigos y seguidores del Roma-2 de la coruñesa calle de Orillamar van a estar muy pendientes de la pequeña pantalla desde las ocho de la tarde tomándose unas cañas y apoyando a su equipo de toda la vida. Lo sé bien porque lo vivo allí cada día 11 de todos los meses en que me acerco al cementerio a visitar el nicho dónde yace mi difunta esposa. Gracias a todos por su entrega

No queda otra, hay que seguir luchando para entrar en el ‘play-off’
Comentarios