domingo 21.07.2019

Nace el Deportivo 19-20 para ascender a Primera División, ¿y el Teresa Herrera, amigos?

E l domingo pasado, 30 de junio, quedó cerrada la temporada futbolística 2018-19, en la qué el Deportivo rondó el ascenso a Primera hasta el último partido del playoff. Mejor no recordarlo. Sin apenas tiempo, el organigrama blanquiazul se puso en marcha para el Depor 2019-20, con Carmelo del Pozo al frente, tanto en fortalecer el nuevo Deportivo como en eliminar jugadores que, por uno u otro motivo -no pocos por baja calidad- ya dejan de pertenecer a la entidad herculina. 
Sin tratar de inmiscuirme en su cometido, al menos de momento, el director deportivo blanquiazul no ha dudado en manifestarlo, “el próximo año tendremos una plantilla competitiva”. Y sus intenciones se están cumpliendo ya en contactos y aspiraciones de contar con el concurso de varias realidades, más que promesas, que vienen sonando. Lo que no se hizo en la pasada campaña se está haciendo ahora. 
Del Pozo, con el apoyo del nuevo presidente, Paco Zas, y su nueva Junta Directiva, van a ir dando salidas a un buen puñado de los que llegaron, tanto en el comienzo de la Liga 123, como en el mercado del invierno pasado, mientras que se abren contactos con nuevos nombres para un prometedor Deportivo, incluyendo por supuesto el entrenador y, cómo no, fichajes que vayan incorporándose al equipo. Es el momento de dejarlo trabajar, sin intromisiones, hasta que sea dado el paso de la pretemporada.
Una vez más habrá que esperar que se mire un poco más a profesionales que forman parte del platel deportivista, como pueden ser un preparador físico de postín, como es José Ángel Franganillo, uno de las bases físicas del Súper Depor, o Carlos Ballesta, como observador de futuros jugadores. 
Él fue el que trajo de Centroeuropa al Depor a Miroslav Djukic, una de las figuras deportivistas de los últimos años; mientras otros de la casa se marchan y triunfan fuera, como son los casos de Manuel Mosquera, hoy entrenador del Extremadura, y Braulio Vázquez, director deportivo de Osasuna.
Pero insisto, vamos a dejarles trabajar, porque también está encima, muy encima, el LXXIV Teresa Herrera que, espero, con los nuevos ediles al frente del Ayuntamiento, este gran decano de los trofeos del verano vuelva ser lo que era y,  sobre todo porque la próxima edición serán las Bodas de Platino, o sea 75 años de historia, algo de lo que no puede presumir ninguna otra ciudad tanto en Europa como en el resto del Mundo, aunque por las altas esferas del fútbol europeo ignoro qué calidad o consideración se le presta. Nosotros, al menos yo, seguiré reclamando respeto y recuerdo a la benefactora herculina, Teresa Margarita Herrera y Pedrosa, que tanto hizo por la Beneficencia coruñesa de su época.  

P.D.-  No lo puedo pasar por alto. Menuda la armaron, en el pabellón de la Compañía de María, dos ex figuras del hockey sobre patines coruñés, como fueron Ignacio Javier González, hoy vicepresidente de la Federación Española, y Kiko Alabart, internacional y padre de otro Alabart también internacional, con el Torneo Internacional  que organizaron el pasado fin de semana, con diversos equipos de pro benjamines, benjamines, alevines infantiles y hasta Sub 16 y 20 de España, Alemania, Italia y Portugal. Vaya jornadas inolvidables y, como siempre, ¡Forza Depor!

Nace el Deportivo 19-20 para ascender a Primera División, ¿y el Teresa Herrera, amigos?
Comentarios