miércoles 18.09.2019

Con trabajo a fondo y a por los tres puntos

Toca sufrir, pero teniendo en cuenta que el nuevo Deportivo cuenta ya con piezas -los nuevos fichajes del mercado de verano- que muy pronto van a desbancar a tanto cantamañanas que nos trajo la dirección deportiva. Nuestro querido y admirado Juan Antonio Anquela al fin sabe lo que tiene y él sabe bien lo que quiere. Ante un timorato Albacete, que apenas pisó el área blanquiazul, y contando con el apoyo del colegiado Milla Alvéndiz, llegó la primera derrota en Abanca-Riazor, pero va a ser la última, al menos en la primera vuelta. Adelante... y punto.
E insisto, adelante, que los nuevos fichajes, Víctor Mollejo, Javi Montero, Salva Ruiz, Sasa Jovanovic y Beto da Silva, pese a debutar sin apenas conocerse con el resto, pueden y deben aportar lo que realmente necesita el equipo que viene tratando de formar Anquela para lograr meterse de lleno en puestos altos de la tabla. 
Por si fuera poco el técnico cuenta, además, de más de un fabrilista, que es dónde está la base del equipo. Es el momento de irlos incluyendo en el once. Hay clase para contar con productos de la cantera.
Y así llegamos al quinto encuentro de la temporada con el desplazamiento a El Molinón, la sede del Sporting de Gijón, que en estas cuatro primeras jornadas tampoco ha logrado lo previsto por José Alberto López. Sumó, hasta ahora, 5 puntos, 2 más que el Deportivo, que salió airoso de su última visita a feudo asturiano (1-2).con goles de Bergantiños y Christian.
Los deportivistas, que no van a contar con tanto apoyo, por el horario del partido, sí pisarán a fondo el césped gijonés, en lo que tratará a fondo Anquela durante estos últimos días después del descanso -dos días- que se han tomado los deportivistas tras la derrota ante el Albacete. 
La Coruña y el deportivismo estarán muy pendientes del desarrollo del choque que tanto puede suponer en el futuro. No queda otra y, como siempre ... ¡Forza Dépor!.
P.D.- Volver a tener entre nosotros a un nuevo jugador peruano, como es Beto da Silva, después de verle el remate al larguero, me trajo a mis recuerdos a aquel gran delantero que se trajo el Deportivo de Perú, allá por la década de los sesenta, Óscar Montalvo, que estuvo cinco temporadas -de la 62-63 a la 66-67-, tres en Primera y dos en Segunda, dejando aquí más de un ahijado. Hubo otro, veinte años después, Huapaya, que duró muy poco tiempo. Ojalá Beto nos haga recordar al excelente Montalvo. Sería un éxito, sí señor.

Con trabajo a fondo y a por los tres puntos
Comentarios