sábado 07.12.2019

El decano Teresa Herrera

Asistir al Trofeo Teresa Herrera era algo más que ir al fútbol. En el estadio de Riazor y en la semana grande de las fiestas coruñesas se vivía la puesta de largo de los flamantes fichajes de la temporada de equipos españoles, europeos y sudamericanos. En el verano del año 1982 el Barcelona rompió esta tradición, pues quiso presentar al astro argentino Diego Armando “El Pelusa” Maradona en el trofeo veraniego Joan Gamper que organiza en el estadio Camp Nou el club azulgrana desde 1966 y no lo trajo a Riazor.

El decano de los torneos de verano fundado en 1946 es al que da nombre la benefactora de los pobres Teresa Herrera. Tal es la relevancia de trofeo de la torre de plata que los equipos de Sudamérica tienen escritas en letras de oro sus participaciones en el torneo veraniego y situado el trofeo del faro romano en los mejores espacios de sus salas. Algún equipo lo tiene en un altar y de eso son testigos los miembros de la expedición que voló el Atlántico como embajadora del Mundial 82.

Curiosamente el salto de grandes futbolistas de un lado al otro del charco surgió tras haber disputado un buen trofeo de verano en Riazor. El estadio coruñés era el escaparate ideal para que los futbolistas, clubes y representantes mostrasen lo mejor de si con el objeto de dar un salto a nuestro continente.

Los mejores jugadores de la historia del fútbol visitaron el estadio municipal coruñés y donde era habitual ver a los mejores equipos del momento y del mundo. El cartel cada año era mejor, y la presentación de esta se llego a hacer en Madrid donde.

Por el estadio de Riazor pasaron los mejores equipos de España como el Real Madrid, F.C. Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla, Athletic Club de Bilbao y nuestro querido Real Club Deportivo de La Coruña. También participaron los mejores equipos europeos de Alemania, Portugal, Italia, Reino Unido, Holanda, y los mejores sudamericanos de Brasil, Méjico, Argentina y Uruguay. Todas estas participaciones consiguieron hacer del Teresa Herrera un indiscutible líder del encuentro del fútbol veraniego internacional.

Grandes jugadores como Kubala, Zarra, Beckenbauer, Rivelino, Stielike, Schuster, Eusebio, Ronaldo e incluso campeones del mundo han vivido la magia del decano futbolero del verano De todos estos grandes jugadores hay dos de otro nivel: Pelé y Cruyff. Es destacable también la presencia en el torneo de los seleccionadores Luis Aragonés, Vicente del Bosque, Lopetegui, Luis Enrique o del exdeportivista Irureta y de Djalma, padre del genial Djalminha.

Es cierto que los tiempos han cambiado, que el trofeo se jugó en formato cuadrangular, triangular y a un único partido, y que hoy tenemos a las chicas de nuestro Depor pero soñar con el pasado y saber de donde venimos nos puede ayudar. Mi recordado y querido padre, Fefé del Río, nunca falto al Teresa Herrera hasta el final. ¡Forza Fefé! 

El decano Teresa Herrera
Comentarios