jueves 19.09.2019
La Opinión de
Andrés Ríos
Andrés Ríos

Más tierra

Mejor no contar milongas. ¿Quién es el guapo que no se muestra nervioso, intranquilo o preocupado por la trayectoria del Depor en este...

¡Dimisión!

¡Dimisión!  E n ocasiones cuando coincido con compañeros de profesión de Barcelona, Asturias, Madrid o Bilbao, entre otros lugares,...

¿Alarma?

¿Alarma?  No hay paz para el deportivismo. Dos derrotas consecutivas han activado el desánimo y algunos se empeñan en retorcer...

De cero

De cero   Soy adicto a la lectura en el móvil de algunas redes sociales. No puedo evitarlo. En los tiempos muertos, cuando...

Miedo

Reconocer en público, como hice en varias ocasiones, que Paco Zas es un tipo que sabe de fútbol no creo que sea cómo para descubrir la...

La voluntad presidencial

Sí, ya sabemos que nos estamos jugando el ser de Primera o seguir en Segunda, pero la actualidad manda y uno de los candidatos salió...

El mismo objetivo

El sábado el equipo blanquiazul tendrá que confirmar sí o sí que se clasifica para disputar las eliminatorias de ascenso a Primera...

Con baño incluido

Con baño incluido Comparto la opinión de Natxo González que competir en Riazor para cualquier equipo de la categoría considerado del...

Con siete llegan

  Lo decíamos al principio de la temporada. Una vez iniciada también lo manteníamos, pocas dudas teníamos de que el Depor contaba...

Todavía hay tiempo

El Depor, ‘No party’. Así de rotundo y claro. Pero tampoco hay que alarmarse, ni rasgarse las vestiduras, ni dar palos a todo lo que se...

Optimismo en el 2019

El de hoy es un día especial para nuestra redacción. Cumplimos 23 años de andadura y estamos como si fuera el primer día, con ganas de...

Más tres

Puede que anoche hayamos asistido en Riazor a uno de los partidos más raros que el Depor realizó en lo que va de temporada, pero eso...

Razones poderosas

Me gusta hablar con la gente, contestar a cualquier cuestión cuando me preguntan y hasta debatir.

Aprovechar la gloria

El deporte, en general, es como la vida misma. Uno no acaba de entender como los políticos, incluso aquellos que pretenden serlo dentro...

Miedo

Como está el fútbol patrio. Ver para creer. Si echan un vistazo a la élite (Primera División) se nota tensión por todos los lados. El Real Madrid despide de malas maneras a Julen Lopetegui, la corrupción sigue sembrando el pánico en los órganos federativos, Javier Tebas se enfrenta a los poderosos para llevar la Liga fuera de nuestras fronteras por el vil metal... En fin, que parece que estamos volviendo a una etapa que creíamos pasada en la que los que mandaban en los clubes españoles hacían lo que les salía del forro de su capricho y se gastaron lo que no tenían, aunque la mayoría se fue con los bolsillos llenos de su paso por los sillones presidenciales.

Una categoría sin valor

“La Segunda División es así”, me espetó ayer un conocido entrenador. La frase se las trae, porque tenía entendido que es una categoría tan profesional como la Primera División. Pero bueno, a lo mejor en la cabeza del cada día más cuestionado Javier Tebas, que últimamente está más preocupado por comprar voluntades para lavar su imagen para mantenerse en el cargo, que de cuidar que haya igualdad en las dos categorías.

Caja

Poquito antes de cumplir el minuto tres el Depor golpeó al Córdoba con un buen gol de Quique González que enfrío el Nuevo Arcángel. Ahora sí que sabemos a qué juegan los blanquiazules, ley y orden. Es un equipo que no engaña a nadie, pero que como adversario sigue creciendo y madurando.

Camino

Había muchas ganas de conseguir una victoria que sirviera de bálsamo y el Elche fue una víctima propicia para que el Depor diera un golpe de autoridad en Riazor, templo en el que se debe cimentar el retorno a la élite del fútbol español. Vamos camino de la décima jornada de la competición y quedan todavía por delante nada menos que 33 por vivir, un camino demasiado largo pero que se hace más cómodo si los blanquiazules mantienen el tipo en casa, amén de lo que se consiga sumar a domicilio.

Artículo destacado

Transmitir

Juan Antonio Anquela se esfuerza lo suyo. Quienes lo conocen y tratan aseguran que es un buenazo, trabajador y que tiene las ideas muy claras. Incluso me comentan que sabe como atajar los egos que puedan producirse en el vestuario y reconducirlos en favor del grupo, cosa que se le agradece si tuviera esa clase de futbolistas con ganas de comerse el mundo ellos solitos. Pero no los hay, el Depor…
Lo más