viernes 27/11/20

Otros ‘casos’ Diego Rolan en el Deportivo

Cuando ya nos dimos cuenta que este año lo íbamos a jugar en Segunda B, pronto todos hicimos cuentas de qué jugadores se irían y quienes se quedarían. Esperábamos que Gaku y Sabin se fueran, esperamos por Borja Valle por si se quedaba, nos sorprendió lo de Dani Giménez, también nos sorprendió por lo positivo el ver a Borges y a Uche con nosotros… pero lo que todos teníamos claro era que Fede Cartabia y Diego Rolan estaban más que fuera por sus elevadas fichas que hacían inasumible su permanencia hasta en Segunda División. Pues bien, mientras el primero encontró de nuevo acomodo en el Al-Alhi, el uruguayo no terminó de concretar su salida y ya está en Abegondo entrenando como los demás.

Es evidente que su presencia no formaba parte de ningún plan. Pero una vez aquí se plantearon hasta tres escenarios: por un lado, ver los mercados futbolísticos que aún permanecen abiertos, por otro, esperar al no tan lejano mercado de invierno. Y, por último, que el jugador se quede toda la temporada, lo que sería un gran refuerzo para la delantera y un jugador diferencial en la categoría. Otro más.

Casos como el de Rolan, de futbolistas que se quedaron en la plantilla tras intentar buscarles acomodo durante todo el verano hemos tenido unos cuantos en el Deportivo. Hoy quería destacar a dos de ellos. Por un lado, todos recordamos la situación de Sergio ‘Manteca’ Martínez en la temporada 98-99. El jugador uruguayo llegó en el invierno de la temporada anterior junto con su compatriota el pintoresco Abreu. Pero, entre sus problemas físicos y su baja forma, tan solo jugó tres partidos ese año siendo descartado por Irureta al curso siguiente. Manteca se pasó toda la temporada 98-99 entrenando sin ficha hasta que se desvinculó al año siguiente. No se le puedo colocar antes y se pasó la temporada en blanco. Muchos se mofaron de él por su nulo rendimiento y dudando de su calidad, pero lo cierto es que vino siendo uno de los mejores jugadores de la historia de Boca Juniors. Aquí simplemente le lastraron sus problemas físicos y su escasa adaptación.

Más acusado fue el caso de Santi Francés tras su llegada al Depor en 1989. Fue fichado del Sestao, club que nutrió en numerosas ocasiones al Depor (Josu, Liaño, Aspiazu…) y llegó junto a Sabin Bilbao. Pues bien, mientras este último pronto se hizo dueño del carril izquierdo del Deportivo durante algunos años, Santi Francés apenas disputó unos escasos 16 partidos aquella temporada, incluyendo los de la fatídica promoción frente al Tenerife. Mientras Sabin Bilbao llegaba con 29 años y triunfaba, Santi Francés, que llegaba como joven promesa con apenas 23 años casi no tuvo protagonismo. Al año siguiente –el del ascenso- ya no disputó ningún partido ni solía ir convocado a los encuentros. Menos aún al año siguiente en Primera, donde llegó a disputar algunos partidos con el Fabril y consiguiendo una marca difícil de superar: debutar con el Deportivo con 23 años y con su filial con 25. Lo nunca visto. Ya en 1992, con Mauro y Bebeto militando en el Depor, Santi Francés rescindió el último año de contrato que tenía y disputó algunos partidos con el Sestao a final de temporada. Su bagaje: tres años presentándose en pretemporada sabiendo que no iba a jugar. Un jugador que se ponía la camiseta para la foto de la presentación y ya no le volvíamos a ver más hasta el año siguiente

Lo dicho, Diego Rolan, el que estaba más fuera del equipo de toda la plantilla, tiene dorsal para esta temporada. Ha tardado 24 horas en venirse tras cerrarse el mercado. Ahora falta ver si por fin debuta en encuentro oficial. Esperemos que sí.

Otros ‘casos’ Diego Rolan en el Deportivo
Comentarios