sábado 04.07.2020

Hoja de ruta

Todos somos partidarios de que los equipos jueguen bien al fútbol. Si todos se dedicasen al patadón hacia adelante, el futuro del balompié correría serio peligro. Pero hay situaciones (y excepciones) que justifican el juego expeditivo. Y el Deportivo está atravesando una de ellas: con la primera vuelta cumplida y colista destacado, el equipo blanquiazul está amenazado seriamente por el descenso de categoría.

Después de diversos avatares a lo largo de lo que va de temporada llega a Riazor el tercer entrenador: Fernando Vázquez, tan solicitado por diversos medios informativos e incluso por algunos sectores no proclives precisamente al deportivismo.

El caso es que Vázquez ya está aquí y dirigió el primer partido del Deportivo con victoria final, algo que destaca porque es la tercera de la temporada. Y nos congratuló su claridad de ideas en la rueda de prensa posterior al partido, en la que incluso marcó una hoja de ruta: “Hay que olvidarse de todo: nos hacía falta ganar doce partidos y ahora nos faltan once”. Y pidió al equipo y al entorno que se olvidaran de todo lo pasado y presente y se centrasen únicamente en el objetivo final.

Ésta es la mejor actitud que se puede tomar ante la gravedad de la situación. Y esta claridad de ideas fue inmediatamente respaldada por los jugadores, incluso por alguno de los que suena para marcharse de la plantilla. “Por fin –señaló  uno- sabemos cómo y a qué jugar”.

El deportivismo –que ha pasado por todo tipo de situaciones en la historia del club- respiró más tranquilo tras la victoria en Soria. Con muy poco fútbol (algo más que el Numancia), el equipo ganó y los aficionados se ilusionan con que la mayoría de las salidas puedan ser de este corte. Quizá, entonces, las mayores dificultades para este tipo de juego se presenten en casa, pues para ganar los partidos en Riazor al menos hay que saber llevar el balón a las inmediaciones del área contraria. 

Todo queda en manos del nuevo “mago” del banquillo blanquiazul, que bien podría hacer suya con variantes una frase política de actualidad: “Nos importa un comino la manera de jugar con tal que produzca resultados positivos”. Lógicamente, de acuerdo con esta filosofía habrá que fichar los refuerzos que se estimen convenientes: mozos recios que sean contundentes en el juego y a los que les guste poco la pelota. Todo se dará por bueno en caso de que los resultados acompañen al equipo.

Comentarios