domingo 08.12.2019

Seriedad

Cuanto peor, mejor. Seguimos para bingo en relación a todo lo que rodea al deportivismo. Lo que no me entra en la cabeza es que algunos deseen que el Depor pierda para echar a los que ahora mandan en el club. Lo siento, por ahí no trago. Soy de los que quieren que el equipo gane aún jugando de pena. De penalti y en el último minuto, también me vale. Pero desear el mal porque los que ejercen el poder en el club “no los trago” son palabras mayores. Pues lamento decirlo, pero es lo que hay.

Con lo fácil que es llegar a la Junta de Accionistas, reunir los títulos necesarios, tal y como establece la normativa vigente, para cesar al presidente y a todos sus compañeros. Eso es lícito, lo que es sucio es desear que el Depor siga perdiendo.

Pero es cierto que Paco Zas y su consejo no están muy afortunados en sus decisiones. Prueba de ello es el ‘caso del Bergantiños’ negándole en primera instancia jugar en Riazor. Un tema que vino a enturbiar un poco más el entorno, ya que los aficionados blanquiazules se posicionaron a favor del club de Carballo criticando duramente a la entidad herculina. Un episodio que se suma a otros despropósitos y que da la impresión de que el presidente parece mostrarse incapaz de controlar este tipo de situaciones, que son misiles en la línea de flotación del Depor.

Seriedad
Comentarios