Miércoles 16.01.2019

Razones poderosas

Me gusta hablar con la gente, contestar a cualquier cuestión cuando me preguntan y hasta debatir.

Me dicen que están ilusionados con el Depor, que el equipo se gana de nuevo la confianza del aficionado. Entiendo esta euforia ya que el sábado se logró un triunfo ante Osasuna que permite sumar en la clasificación un punto más que en todo el curso pasado.

La cuestión es sencilla, ¿qué ha cambiado? Pues algo muy importante; las mentes pensantes del consejo de administración tomaron la determinación de profesionalizar el ‘stage técnico’. Sé que agua pasada no mueve molinos, pero la dos últimas temporadas no pudieron ser más desastrosas, tanto en la toma de decisiones como en la contratación de los técnicos.

Podrá gustar o no como juega el equipo, ahí no entro porque cada uno tendrá su opinión, pero hay un director deportivo que sabe lo qué quiere y un entrenador que sigue el guión que le marcan.

También ha cambiado el vestuario. Para bien, claro. Puede que no haya cracks, pero hay compromiso y del bueno. Hay futbolistas que tienen ganas de crecer y sentimiento de grupo. Se arropan entre ellos y ello se acaba notando en el terreno de juego. Por eso el equipo se está ganando la confianza de la grada.

Razones poderosas
Comentarios