sábado 28/11/20

No se pueden poner paños calientes

EEl depor empezó sumando los tres puntos, lo mejor. El modo de cómo los ganó es lo realmente preocupante. Entiendo que los protagonistas lo endulcen y esas cosas que en la sala de prensa o en la entrevistas de turno quedan bien decir, pero lo cierto es que el pasado domingo los aficionados blanquiazules salieron reconfortados por la victoria, pero muy preocupados por la imagen de su equipo, que fue casi la misma que dio en la lamentable temporada del descenso. Es decir, que Fernando Vázquez y sus jugadores continúan generando un mar de dudas.

Pienso que el Depor no necesita paños calientes. Un equipo que juega a nada, como sucedió en la primera parte del partido del domingo, significa que no ha llegado en las mejores condiciones al inicio liguero, que los deberes no se han hecho como se debería y que alguien en el club tendría que dar un toque de atención. El coruñés es el equipo más valorado de la categoría de bronce española, por presupuesto y nombre, y no existen dudas que el fallar en la primera fase de una competición tan extraña puede traer graves consecuencias; como ejemplo, pasar a la siguiente en peores condiciones que sus principales rivales en la lucha por el retorno al fútbol profesional.

Así que no vale eso de que “estamos haciendo equipo”, porque a estas alturas ya debía estar sobradamente hecho. En la primera jornada se salvaron tres puntos muy valiosos, tanto o más como lo son los que se jugarán este domingo ante el Compostela. No hay duda, el favorito es el Depor. ¿O no?

Comentarios