viernes 22.11.2019

Por los aires

¿Qué le pasa al Deportivo? Es la pregunta del millón que muchos se formulan desde hace algunos años. Exactamente desde el descenso al pozo (nunca mejor dicho) de la Segunda División. Recuerdo aquella temporada en la que el expresidente Fernández dijo que había equipo para estar en UEFA o muy cerquita, matizaba. Desde entonces, en caída libre.

Hay opiniones para todos los gustos de lo que falla en el club para continuar inmersos en esta situación. La más evidente es, sin ninguna duda, que la planificación deportiva no se ha podido hacer peor. El fracaso de la pasada campaña, con el fallido ascenso a la categoría de oro, es una losa muy pesada y al máximo responsable de haber confeccionado la plantilla le ha salido gratis. Lo mismo ha sucedido en ésta, que a las pocas jornadas se pone el acento en el responsable del banquillo y no en el que lo trajo. Y en eso seguimos.

El ruido del entorno tiene cierto sentido, aunque alguno lo aproveche para asomar la cabeza y echar más leña al fuego. Y en esto está el deportivismo, con un consejo preso de las circunstancias que heredó e incapaz de dar un golpe en la mesa para revertir la situación. El domingo, ante el Elche, no queda otra que conseguir la segunda victoria y así evitar que todo salte por los aires.

Por los aires
Comentarios