sábado 28/11/20

Mercado y plantilla

Se acabó lo que se daba. Se finiquitó el mercado y la suerte está echada. Dicen los entendidos en la materia que el Depor tiene un equipo muy potente para la nueva categoría que va a afrontar. Se hizo lo que se pudo y se maniobró, nos cuentan, en unos parámetros económicos muy razonables.

Richard Barral habló de todo lo que preguntaron, pero vino a confirmar que el fútbol también sufrió de golpe un impacto enorme por culpa de la pandemia. El Covid-19 llegó para quedarse y el mercado se resintió de lo lindo, no solo en las categorías inferiores, sino también en las profesionales. Cuentan que desde la Liga de Fútbol Profesional se pasó una recomendación para que, como norma general, se noderen los gastos porque se avecina una fuerte crisis económica.

No está mal enfocado el tema con la recomendación de apretarse el cinturón. En el fútbol profesional ya se acabaron aquellas operaciones ‘extrañas’, en las que se perdían millones por el camino a base de comisiones. Tanto la UEFA como las asociaciones de clubes han puesto freno a una feria de vanidades, que luego servía para endeudar a los clubes sin consecuencias.

Hoy el fútbol se rige por unas reglas más transparentes, aunque luego siempre hay margen para que algunos se salten los protocolos. El hecho que el fisco dejase de mirar para otro lado, por conveniencia de los políticos de entonces que veían como impopular ‘atacar’ al fútbol y al deporte general de élite.

Coincido con Richard Barral que el Depor “es una plantilla que competiría en Segunda perfectamente”. Igual pensamos la pasada campaña, que se hizo un equipo con el sexto presupuesto y acabó descendiendo. Puede que sea cierto que sea un equipo para la categoría de plata, lo que hay que saber si competirá bien en la bronce que es la que nos ocupa y preocupa.

Comentarios