Lunes 19.11.2018

Las cosas por su nombre

Hay un mosqueo generalizado cuando se habla de lo que está pasando en el Depor. Es la comidilla de las tertulias de los aficionados, que siguen debatiendo entre ellos lo ocurrido estas últimas temporadas.

No comprenden esos ataques de los que fueron en su día protagonistas y entienden que “el tú más” es una forma de no asumir responsabilidades, algo que en este país está muy de moda. Pero el gran debate es saber qué futbolistas de la pasada campaña van a quedarse en Segunda. Adelanto que seguirán los que no encuentren acomodo en otro equipo, fijo. Los que tengan la más mínima posibilidad de echar a volar, lo harán.
Ahí está el caso de Florin Andone. Dicen que el club perdió dinero con su operación, ya que el equipo inglés pagó su cláusula de rescisión. Personalmente creo que el Depor ganó y mucho. ¿Para qué romperse el cráneo con gente que le importa un bledo el escudo que defiende? A ver si a estas alturas nos vamos a poner ‘románticos’, porque anda que antaño el Depor no mantuvo a jugadores inútiles que cobraban un pastón y se negaban a irse.
Hará bien Carmelo del Pozo en ‘limpiar’ un vestuario que demostró durante muchos meses que no estaba comprometido con un escudo y con una afición, aunque salga caro.

Las cosas por su nombre