Miércoles 16.01.2019

Idea

Queda un mundo de competición. El Depor, tras su último triunfo en Tarragona (segundo consecutivo), activó el entusiasmo de su afición. Cuánta falta hacía que el equipo empiece a dar alegrías, después de varias temporadas atrás pasando penurias deportivas y económicas, que desembocaron en la pérdida de la categoría el pasado ejercicio.

Así que no es extraño que se haya disparado la ilusión blanquiazul en pensar de que el ascenso de categoría va en serio, que esta vez sí las cosas parece que se están haciendo bien y hay una cierta seriedad en el apartado deportivo.

El mosqueo del seguidor hasta la fecha era mayúsculo y había muchos indicadores para instalarse en la decepción, entre ellos que el consejo de administración no estaba acertado en lo que a la dirección deportiva se refiere hasta que, tomó la decisión con dar un giro de 180 grados y contratar a un máximo responsable en esa parcela tan vital para el club, que parece que ahora sí hay criterio y no aquella locura de amiguismo que tanto daño hizo.

Del Pozo confió en Natxo González que está construyendo un proyecto y apostando fuerte para conseguir que el Depor retorne al lugar que merece, la Primera. El dice que es su sueño y el nuestro también.

Idea