Lunes 16.07.2018
Andrés Ríos
17:35
18/04/18

Faltó el gol

Una pena que la Liga no hubiese empezado hace cuatro semanas. Hoy estaríamos hablando de que el Depor tendría posibilidades de estar entre los diez primeros, pero una temporada desgraciadamente no se inicia en las últimas siete jornadas de competición. El Depor, en la tarde de ayer, mereció mejor resultado, pero la falta de tino de sus delanteros lo volvió a condenar. Fue mejor que su adversario y generó más ocasiones, pero lo que cuenta es el acierto y la verdad es que estrellar el balón en el ‘muñeco’ o en el palo no da puntos, más bien disgustos.

El equipo coruñés ya no depende de sí mismo para salvar la categoría, ni siquiera ha tenido tres equipos peores como en otras campañas. Está pagando los graves errores del consejo de administración de no haber acertado con tener entrenadores decentes y eso se paga muy caro.
Es evidente de que Seedorf tampoco convence, aunque hay que reconocer que en las últimas jornadas el Depor ha mejorado mucho. Pero el holandés genera muchas dudas a la hora de alinear un once inicial y desquicia al respetable a la hora de realizar los cambios, ya que los que hace no mejoran lo que se ve sobre el césped y empobrece el juego. Es incomprensible que no se mantuviera el once de San Mamés, con Çolak. O que ayer mismo no haya salido tampoco al césped Borja Valle.
Felicidades al club por la feliz idea de que los socios pudieran llevar gratis a una persona. Riazor brilló y se ilusionó con los dos últimos partidos. Lo mejor de la entidad son sin duda sus seguidores, que tampoco piden mucho para ilusionarse. Solo que equipo luche en cada partido como en los tres últimos.