miércoles 11.12.2019

Con siete llegan

 
Lo decíamos al principio de la temporada. Una vez iniciada también lo manteníamos, pocas dudas teníamos de que el Depor contaba con la mejor plantilla de Segunda División. O, al menos, estaba entre las mejores. En esa valoración también coincidían los que entienden de este negocio, los técnicos rivales que deberían padecer al equipo coruñés en la competición.
También desde el club se tenía muy claro que se había confeccionado un equipo para pelear desde el inicio por el ascenso directo. La llegada de un director deportivo, responsable de la confección de la plantilla y del cuerpo técnico, confirmaba que no había otro objetivo que no fuera el retorno a la Primera División.
Pero la competición coloca a cada uno en su sitio con el paso de las jornadas. El Depor no está en puestos de ascenso directo y el equipo comienza a generar dudas. El entrenador tampoco parece encontrar la pócima mágica para generar confianza y todo parece venirse abajo, no porque un empate sea del todo malo, pero sí porque el Depor transmite la sensación de ser incapaz de mejorar, ya que por el camino va perdiendo puntos con una flojera preocupante.
Tino Fernández está pasando por unos momentos complicados, pero ya tomó la decisión de no querer seguir poniendo más cabezas en su mesa de técnicos cesados (lleva 7), así que el marrón lo tiene el director deportivo Del Pozo. Él es el que deberá enderezar la situación, ya que el empate no deja contento a nadie.

Con siete llegan
Comentarios