Miércoles 16.01.2019

Camino

Había muchas ganas de conseguir una victoria que sirviera de bálsamo y el Elche fue una víctima propicia para que el Depor diera un golpe de autoridad en Riazor, templo en el que se debe cimentar el retorno a la élite del fútbol español. Vamos camino de la décima jornada de la competición y quedan todavía por delante nada menos que 33 por vivir, un camino demasiado largo pero que se hace más cómodo si los blanquiazules mantienen el tipo en casa, amén de lo que se consiga sumar a domicilio.

El club centenario vivió momentos de alta tensión, con intereses que buscaron siempre partir en dos la convivencia. Sin embargo, el aficionado está lejos de esas peleas de malos perdedores y lo único que desea es acudir a Riazor para divertirse y ver a su equipo en lo alto. Si los resultados no acompañan, como sucedió en las últimas temporadas, el ruido de la división se impone, pero los buenos momentos sirven para darse cuenta de que el RC Deportivo debe de estar por encima de todo.


Hay un reciente pasado brillante. Ahí están los títulos que lo dicen y todos somos conscientes de que no salieron gratis. Somos adultos. Otros clubes lo intentaron y acabaron arruinados o desaparecieron, así que esa situación está más que asumida. A día de hoy, Tino Fernández y sus consejeros ya han aprendido a fuego. Cuando hay sentido común, todo va bastante mejor.

Camino