martes 07.07.2020

La calidad en los equipos es un cuestión de presupuestos

Vamos a ser sinceros. Visto lo visto ante la Ponferradina en el fútbol no hay que dar nada por perdido, ni tampoco por hecho. Lo que cuenta no es el cómo se gana, si no el resultado final, el único válido para sumar tres puntos muy necesarios.

Me alegré como el que más de la nueva victoria blanquiazul, pero mucho más por Fenando Vázquez al final del partido. Lo que está consiguiendo con el Deportivo es muy parecido a un milagro, que nadie olvide que cuando llegó al banquillo el equipo está allá abajo en los confines del infierno, a doce puntos de la salvación y ahora ahí está, viendo la luz del día y teniendo la posibilidad de escaparse de la quema.
A Vázquez hay que entenderlo. Él es un estudioso del fútbol, podrá estar acertado o no con sus planteamientos, pero siempre atina con el análisis adecuado de saber qué ocurre en la categoría. Ayer dejó una frase que tiene mucho contenido: “Los presupuestos son iguales y hay igualdad en casi todo, recursos parecidos en los equipos”, decía para explicar que en la zona media baja estén todos los clubes tan apretados en la clasificación.

Sin embargo, también que decir que los de arriba les sucede lo mismo. Los presupuestos marcan el se pelín más de calidad que diferencia un equipo de otro, como en su día hizo Lendoiro que se guardó la baza de Andrés Guardado en Segunda División para ascender a la temporada siguiente. Esa es la clave, tener algo más de potencial que el adversario, ya que en Segunda la diferencia de un buen jugador hace ganar muchos partidos. No ascender la pasada campaña en Mallorca dejó al Depor bajo mínimos a la hora de destinar dinero para fichajes. Llegaron retales, jugadores prestados y para colmo no hubo estabilidad en el banquillo. Se gestionó todo muy mal desde la dirección deportiva y eso se pagó a lo largo de la temporada. El objetivo es salvarse y de la manera que sea, sin florituras.

La calidad en los equipos es un cuestión de presupuestos
Comentarios