domingo 20/9/20

Un acuerdo que volverá a ser papel mojado

Confío plenamente en la Federación, pero no en la liga.  Hasta me parece molesto e insultante que ahora Javier Tebas, vestido con piel de cordero, vaya de legal por la vida. Pero no cuela. No tiene ningún sentido, ni el más mínimo, acordar nada con el presidente de la patronal porque luego como cualquier norma choque con los intereses económicos que tiene en la LFP se la salta con una facilidad pasmosa y sin ponerse colorado.
Resulta que ahora la Liga y la Federación, a raíz del escándalo del ‘caso Fuenlabrada’, han acordado unas bases para evitar que el fútbol español vuelva a pasar por la vergüenza de la última jornada del pasado torneo liguero de la Segunda División. Por ello, adoptaron unas pautas vinculadas con las potenciales consecuencias o derivadas de la Covid-19 en las Normas y Bases de competición, que serán elevadas para su ratificación en la Comisión Gestora de la RFEF y la Comisión Delegada de la LNFP.
Se fijan desde ya unas reglas para definir los estadios alternativos de cada club en el supuesto de que no pudieran celebrarse los encuentros en los suyos. También se han modificado las reglas del número de jugadores mínimos habilitados de la primera plantilla y del conjunto del equipo para poder disputar los partidos. Asimismo se ha acordado un modelo diferente del playoff en el supuesto de que no pudiera jugarse mediante el sistema a doble partido. Además, se ha fijado la posibilidad de sustituir a los miembros del cuerpo técnico y se han establecido los tiempos previos de llegada de los equipos a los estadios.
Todo es muy loable hasta que el presidente Tebas decida lo contrario pasándose por el forro de sus caprichos cuando alguna cuestión choque frontalmente con sus intereses económicos. Él no ve fútbol, solamente calcula la rentabilidad que le sacar al negocio que tiene montado, y así nos va.

Comentarios