Lunes 18.06.2018
Alberto Torres
17:57
03/01/18

GOLPE CLARO AL TIMÓN DE LA NAVE

GOLPE CLARO AL TIMÓN DE LA NAVE

El deportivismo pedía, pide, un golpe de timón claro en la nave y llegó en forma de adiós; el adiós del hasta ahora director deportivo. Sin entrar en lo mal o bien que lo hizo Richard Barral, es evidente que las diferencias entre él y el presidente, en las últimas semanas, eran más que notorias.

Mientras que en el consejo se ve muy claro que la plantilla no está equilibrada, que hay que fichar un par de jugadores que aporten estabilidad en varias líneas, que lo de la portería es un problema, parece que el ya exdirector deportivo no pensaba de la misma manera. De hecho ponderó el buen juego que, según él, por momentos, exhibió el Depor ante el Celta.

Así, mientras Alavés, Eibar, Málaga o Las Palmas ya han fichado refuerzos sin esperar mucho más al mercado, el Depor no se ha movido demasiado, cosa que hará a partir de ahora porque es evidente que hay que refrescar este plantel y dotarlo, al menos, de eficacia defensiva.

El fútbol es un mundo en el que hay mucho ‘buitre’. Posiblemente Barral no haya estado bien asesorado en algunas de sus decisiones. Probablemente no haya estado bien acompañado en otras. Este es el precio cuando uno es el máximo responsable de un proyecto. Y sin eufemismos, nunca funcionó al cien por cien, no hubo ni tan si quiera crecimiento, los bandazos fueron constantes y todas aquellas aguas han traído estos lodos.

Imaginamos que con Barral también saldrá algún que otro 'asesor' que no solo 'asesoraba' al Depor, sino a otra media docena de equipos

Imaginamos que con Barral también saldrá algún que otro ‘asesor’ que no solo ‘asesoraba’ al Depor, sino a otra media docena de equipos en España y cobrando de todos, algo así como tener al zorro en el gallinero. También  imaginamos que para hacer los fichajes necesarios en el mercado invernal, están plenamente capacitados los efectivos que se quedan en la dirección deportiva, pero si Tino quiere incorporar ‘ya’ a un nuevo director en esta parcela también lo puede hacer, y sin esperar al verano.

Hay gente muy cualificada, cercana al club, incluso exdeportivistas, con formación y experiencia, para convertirse en un manager de garantías. Sólo hay que verlo... O querer verlo.

GOLPE CLARO AL TIMÓN DE LA NAVE