Miércoles 20.06.2018
Alberto Torres
19:11
10/12/17

BUENAS NOTICIAS

Del encuentro del sábado todo son buenas noticias. No encajar un gol es una novedad para un equipo que tiene la mayoría de sus males en tareas defensivas. La seriedad de la zaga en el choque ante el Leganés es una alegría.

Como es un notición el partido de Çolak. Se asoció a sus compañeros como nadie, buscó jugadas de calidad, trenzadas, y se permitió ese tipo de lujos que pocos futbolistas pueden conseguir, con pases de tacón o de rabona. Es evidente que el turco puede cambiar el solo el signo de un encuentro, pero para ello debe estar como ayer, al ciento por ciento de prestaciones y de exigencia.

Uno de los titulares de la noche nos lo dio Adrián. Asturiano de Teverga y ‘jugadorazo’ de fútbol. No solo por el gol, que vale un potosí porque significa una victoria tan necesaria como justa, sino por lo que hace con y sin la pelota. Si el futbolista es respetado por las lesiones su temporada puede ser espectacular porque es de lo mejor que hay en la plantilla.

Es un domingo tranquilo para los deportivistas y la verdad es que iba siendo hora

Otro de los jugadores destacados fue Guilherme, con un trabajo sordo y serio que es clave para un equipo. El mediocentro es el corazón de un partido y ayer latió con fuerza.

La guinda hubiera sido el 2-0 y que lo hubiera marcado Lucas Pérez, quien se peleó hasta la saciedad con la defensa permitiendo a sus compañeros encontrar argumentos detrás de su posición para aprovecharlos en el ataque coruñés. Es evidente que no se puede tener todo pero, aun así, del partido de ayer todo son buenas noticias. Hoy es un domingo tranquilo para los deportivistas, que  ya era hora. Mucha hora.