Imprimir

El Racing, de mal en peor

juan quijano ferrol | 16 de enero de 2020

Joselu, delantero del Racing, conduce la pelota en el partido de ayer ante la mirada de dos rivales  | daniel alexandre
Joselu, delantero del Racing, conduce la pelota en el partido de ayer ante la mirada de dos rivales | daniel alexandre
La tranquilidad clasificatoria que el equipo de Emilio Larraz buscaba con un triunfo sobre el colista, el Sanse, se convirtió en zozobra por la derrota sufrida

La tranquilidad clasificatoria que el Racing buscaba con un triunfo sobre el colista del grupo 1, el San Sebastián de los Reyes, se convirtió al final en zozobra por la derrota encajada. Y no tanto por lo que supone a nivel clasificatoria, porque el equipo ferrano mantiene cuatro puntos de ventaja sobre las posiciones que conllevan peligro de perder la categoría, sino por la imagen dada durante el encuentro, más propia de una escuadra con problemas que de la zona alta.

La baja de Diego Rivas, con problemas físicos, fue la principal novedad que presentó el Racing de cara a un partido del que poco a poco se fue adueñando. Así, tras el tanteo de los primeros minutos, las primeras llegadas a cualquiera de las porterías fueron de la escuadra verde, que creó peligro a través de las coladas de Armental. Sin embargo, cuando mejor pintaba el encuentro para la escuadra local, la primera llegada visitante se encontró con la falta de contundencia racinguista para traducirse en el tanto de la escuadra madrileña.

El gol dio paso a los peores minutos de un Racing que se mostró desquiciado por la situación. Y, aunque poco a poco fue recuperando el Racing su sitio en el partido, al descanso llegó con muchas cosas que mejorar si quería sacar algo.

Deslavazado
En la segunda parte no solo no mejoraron las cosas, sino que por momentos el equipo ferrolano se convirtió en un auténtico despropósito. En ataque, porque no encontró la manera de generar peligro sobre la portería rival; en defensa, porque cada aproximación del adversario era sinónimo de peligro. El resultado, que el resultado no solo no se movió, sino que no deparó razones como para que pudiera hacerlo.

Llegado el último cuarto de hora de partido, el empuje del Racing –que ya había metido en el tereno de juego a todo el potencial ofensivo del que disponía– fue tan insistente como estéril. De hecho, si algo pareció más cercano fue el segundo tanto de la escuadra visitante, que en las botas y en la cabeza de Fer Ruiz dispuso de ocasiones como para aumentar su diferencia. Al final eso fue lo que llegó, lo que obligará al Racing a reflexionar.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noso-futbol/el-racing-de-mal-en-peor/20200116000420047005.html


© 2020 DXT Campeón

DXT Campeón
Primer Diario Deportivo de Galicia, todos los días en tu kiosco desde 1995