Imprimir

Cita con la historia

Pablo Zaballa | 19 de mayo de 2019

Las blanquiazules celebran la victoria cosechada en el partido de ida | Susana López
Las blanquiazules celebran la victoria cosechada en el partido de ida | Susana López

El Depor Abanca afronta ante el Femarguín y en la cuna de Juan Carlos Valerón la esperada final por el ascenso a la Liga Iberdrola reforzado por su victoria en el partido de ida (2-0)

Han pasado 1.158 días desde que el Deportivo anunciase la creación de un equipo femenino. Quedan atrás 78 partidos de Segunda División y tres más en la fase de ascenso. Todo se reduce a 90 minutos, los que separan al Depor Abanca de su objetivo: la Liga Iberdrola. 

El cuadro coruñés disputa hoy una auténtica final. Será curiosamente en Arguineguín, cuna de Juan Carlos Valerón, mito del deportivismo. Enfrente estará el Femarguín, un rival duro y experimentado, que encadena cinco fases de ascenso, pero que no ha completado ninguna con éxito. 

La expedición blanquiazul llegó ayer a territorio canario con la tranquilidad y la confianza que les dio el partido de ida, hace siete días en Abegondo. Venció y convenció el Depor (2-0), que no conoce la derrota en esta su tercera temporada de proyecto.

Peke, nada más empezar el partido, y Nuria, en los minutos finales, tumbaron a un Femarguín rácano y que parecía conformarse con un resultado corto. Hoy deberá cambiar mucho la cara del equipo canario si quiere remontar.

No se fía el Depor, preparado física y mentalmente para esta cita desde hace meses. Las jugadoras han trabajado su cabeza desde las navidades con el departamento de psicología del club pensando en este tipo de partidos. En el recuerdo está el mazazo de la pasada temporada contra el Oviedo, una derrota en casa que les apartó del título de liga y la fase de ascenso.

Aquello es historia y esto también. Está muy cerca el Depor de igualar a El Olivo vigués, primer equipo gallego que jugó en la máxima categoría bajo la actual estructura. Y sueñan las blanquiazules con los éxitos del mítico Karbo, precursor en A Coruña y campeón de España en los años ochenta.

Ha cambiado mucho la figura de la mujer en el fútbol desde entonces. El Depor cuenta en su plantilla con varias profesionales y dispone de los mismos medios que el equipo masculino. La directiva que apostó por un equipo femenino en 2016, ha redoblado sus esfuerzos en el camino hacia la élite. ¿Será el último y único éxito deportivo  del actual consejo –amén del ascenso a Primera en 2014 que preparó Lendoiro– antes de su marcha?

Con una pléyade de jugadoras que podrían militar perfectamente en la Liga Iberdrola, el conjunto blanquiazul lleva colgado el cartel de favorito desde que empezó la temporada. Y no le ha pesado en ningún momento.

El talento futbolístico y la experiencia se presumen claves para gestionar la posible encerrona en Arguineguín. El Depor quiere defenderse con la pelota y buscar una nueva victoria para cerrar una campaña casi perfecta. Suma 28 victorias consecutivas –25 en liga y tres desde que comenzó el ‘playoff’– y solo ha cedido un empate, el de la primera jornada contra el Friol. Los números hablan. Y las sensaciones también.

Todo se reduce a 90 minutos, los que separan al Depor de la Primera División o, lo que es lo mismo, la Liga Iberdrola, tierra de oportunidades en el fútbol femenino.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noso-futbol/cita-con-la-historia/20190518225108035286.html


© 2020 DXT Campeón

DXT Campeón
Primer Diario Deportivo de Galicia, todos los días en tu kiosco desde 1995