Lunes 19.11.2018
tercera | laracha

Óscar Gilsanz es el favorito

El Laracha trabaja ya en la planificación de la próxima temporada una vez confirmada su permanencia en Tercera División. La dirección deportiva del negocia los términos del nuevo convenio con el Deportivo y el fichaje de un entrenador. El betanceiro Óscar Gilsanz, que el 23 de junio anunció su marcha del Racing Villalbés, es el candidato mejor situado.
 

Óscar Gilsanz, durante un entrenamiento solidario en Betanzos, su localidad natal	| aec
Óscar Gilsanz, durante un entrenamiento solidario en Betanzos, su localidad natal | aec

Ni lo confirma ni lo desmiente el club rojiverde. Tonecho Garda Añón, máximo responsable del área deportiva, pide tiempo y cautela, pero admite que “Óscar Gilsanz é un dos dez nomes que temos enriba da mesa”. Lo cierto es que el entrenador ha sido contactado por el Deportivo para formar parte de su organigrama técnico y el Laracha es uno de los equipos que formará parte de la estructura blanquiazul la próxima campaña.
Gilsanz, de 45 años, dirigió las últimas cuatro temporadas al Racing Villalbés, siempre en Tercera y entre los mejores de la categoría. Empezó en la 2014/15 con un noveno puesto, terminó quinto en las dos siguientes y el último curso fue cuarto, clasificándose para el segundo ‘playoff’ de ascenso a Segunda División B en la historia del club. El Villlabés pasó la primera eliminatoria contra el Atlético Pulpileño y cayó eliminado en la segunda ante el Atlético Levante. El entrenador betanceiro desveló el 23 de junio que no seguirá en “su segunda casa”.

Adiós de Javi Álvarez
La posible llegada de Gilsanz al Municipal responde a la necesidad de buscar un sustituto para Javi Álvarez, que dirigió al Laracha desde la jornada 21 hasta el final de la pasada campaña. El técnico sadense llegó tras la dimisiones de Josito Fuentes y Manuel Losada ‘Chollas’. Álvarez, que sigue vinculado profesionalmente al Deportivo como responsable del área de captación en el fútbol base, decidió de acuerdo con la dirección deportiva del Laracha y el club blanquiazul que lo mejor era no renovar una vez logrado el objetivo de la permanencia, aunque no descarta entrenar a otro equipo el próximo curso.
El cambio en el banquillo no será el único en Laracha. La plantilla sufrirá una importante reestructuración después de que todos los jugadores que pertenecían al club se desvincularon el pasado 30 de junio una vez terminada su relación. 
“Todos os xogadores están libres”, desvela Tonecho Garda, que trabaja con la dirección deportiva del club blanquiazul en la confección de la nueva plantilla. Esta semana se darán los primeros pasos con la llegada del entrenador y la firma del convenio con el Deportivo.

¿Filial blanquiazul?
El Deportivo, que cuenta con el Fabril en Segunda B, quiere hacer del Laracha un equipo más en su estructura deportiva. La pasada temporada ya ejerció de equipo puente en Tercera para algunos descartes del filial, pero la dirección deportiva blanquiazul aspira a convertir al conjunto rojiverde en un filial a todos los efectos. 
La Real Federación Española de Fútbol habría autorizado la semana pasada, cuando expiró el plazo, la vinculación de filialidad entre Depor y Laracha por la que el Fabril podrá subir jugadores de Tercera a Segunda B y de los conjuntos juveniles (División de Honor y Liga Nacional) a Tercera, según publicó La Voz de Galicia.
Si la última temporada varios jugadores que cerraron su ciclo juvenil en el Depor formaron parte del Laracha, el caso de Chema, Víctor, Kanoute, Iago y Adri, la próxima campaña podrían ser más los canteranos formados en Abegondo que dieran el salto a Tercera por el Municipal.