Viernes 16.11.2018
tercera división | paiosaco

El hombre de la remontada

Para un recién ascendido como el Paiosaco, cada punto en Tercera División sabe a gloria. El equipo de Juan Riveiro consiguió la cuarta victoria de la temporada en diez partidos –a expensas de que se aclare qué sucederá con el Barco-Paiosaco de la jornada 10 y que no llegó a disputarse– y lo hizo con remontada incluida. El Boiro visitó el pasado jueves A Porta Santa y se puso por delante en el marcador. El lateral izquierdo Pablo hizo el 1-1 e Iván Amor completó la remontada verdiblanca firmando, además, su primer gol de la temporada. 

Iván Amor, delantero del Paiosaco, marcó su primer gol de la temporada ante el Boiro el pasado jueves  | RAúl lópez
Iván Amor, delantero del Paiosaco, marcó su primer gol de la temporada ante el Boiro el pasado jueves | RAúl lópez

Probablemente, para el Paiosaco ha significado más que tres puntos la victoria ante el Boiro. “Puede, hacían falta y después de la aventura del fin de semana anterior en O Barco saben mejor”, indica Iván Amor, protagonista de la cuarta victoria de la temporada del equipo verdiblanco –las tres anteriores fueron ante Alondras y Racing de Ferrol en casa y frente al Silva en Grela 1–.

El Paiosaco está mostrándose cada vez más fuerte en A Porta Santa y ya ha olvidado la derrota del partido anterior como local ante el Porriño (0-1). “En casa estamos demostrando que somos un equipo muy difícil de ganar aunque el contrario se ponga por delante como en este partido, que conseguimos remontarlo. Dar la vuelta al marcador es algo muy en esta categoría, así que estoy muy contento”, indica el delantero de 28 años.

Iván Amor ha marcado su primer gol de la temporada ante el Boiro. Juan Riveiro cuenta con cuatro delanteros –Eloy, Adrián Otero, Jesús Sayes y el propio Iván– y solo juegan dos de inicio cada fin de semana. “El gol es un chute de energía para mí porque a nivel personal me costó arrancar esta temporada y para un delantero es fundamental ver puerta”, reconoce.

Uno de los temas más virales del grupo 1 de Tercera División en los últimos días es el episodio que sufrió el Paiosaco horas antes de que tuviese que comenzar su partido contra el Barco. El autobús se averió, el equipo no pudo tener acceso a sus botas y espinilleras y el encuentro no llegó a dar comienzo al negarse a jugar con siete futbolistas. Iván Amor aclara que “no sé qué va a pasar, solo me gustaría que se aplicara el sentido común”.

Comentarios