Viernes 16.11.2018
segunda b | jornada 8

Empate y gracias del Coruxo ante un mejorado Salamanca

Reparto de puntos entre dos equipos que se mantienen en la zona baja de la clasificación y a los que no les sirvió de mucho el resultado registrado en la mañana de ayer en el campo de O Vao. Los salmantinos llegaban a Vigo con técnico nuevo en el banquillo, y la verdad que se vio a otro equipo sobre el terreno de juego, presionando al rival muy arriba y buscando desde el primer instante del encuentro el gol. No se notó la semana convulsa en Salamanca con la marcha del director deportivo José María Movilla y su comunicado, el comunicado de la plantilla, las pintadas contra el presidente Carlos Martín y finalmente su dimisión. 

Diego Silva (d), delantero del Coruxo, disputó los 90 minutos ayer | atlántico diario
Diego Silva (d), delantero del Coruxo, disputó los 90 minutos ayer | atlántico diario

En la segunda parte el cuadro salmantino no fue capaz de mantener el ritmo de los primeros cuarenta y cinco minutos. Tal circunstancia permitió al Coruxo dar un paso al frente y pelear por hacerse con el control del centro del campo. Lo consiguió por momentos, pero al llegar a la frontal se perdía y no ponían en apuros a Dani Sotres. El Salamanca apostó por el fútbol ofensivo al poner a Owusu y Manu Molina como jugadores más adelantados. Pero el gol no llegó hasta que tras el saque de una falta, Pablo García remató solo en el punto de penalti, sin que nadie fuera capaz de frenarlo. El gol del Salmantino era un premio a su superioridad general a pesar que los locales habían mejorado en este segundo acto.

El Coruxo quedó tocado y Jacobo Montes refrescó los jugadores de banda para tratar de lograr más profundidad. Los vigueses se resistían a perder el encuentro y buscaban un tanto que, por lo menos, le diera un punto. Tuvo que ser también en una jugada a balón parado la forma en la que el Coruxo logró el tanto de la igualada, a siete minutos para la conclusión del partido. Un tanto que despertó de nuevo a los vigueses, que pusieron cerco en los minutos finales a la portería defendida por Dani Sotres, pero no consiguieron marcar por lo que el encuentro llegó al final del partido sin más tantos. Un reparto de puntos que convenció a los dos entrenadores.