Domingo 24.06.2018

El sprint final

Faltan diez jornadas para que termine la liga en Segunda División B y hay muchos frentes abiertos tanto en la lucha por el playoff como por la salvación

Borja Galán (i), extremo del Fabril, en el partido contra el Fuenlabrada en Abegondo  | quintana
Borja Galán (i), extremo del Fabril, en el partido contra el Fuenlabrada en Abegondo | quintana

Faltan diez jornadas, diez partidos, diez domingos. El grupo 1 de Segunda División B, ese al que accedieron por primera vez en su historia el Rápido de Bouzas y el Cerceda, ese al que regresó el Fabril después de seis temporadas en Tercera, se aproxima a su cierre con mucho por resolver.
En la parte alta de la clasificación, algunos de los que partían como favoritos y otros que avanzaron en la temporada como tapados pero que ya no lo son, no hay nada decidido. El gran candidato al título era y sigue siendo el Fuenlabrada. El equipo madrileño ha bajado el rendimiento en el inicio de la segunda vuelta y la ventaja con respecto al segundo clasificado -el Rayo Majadahonda- es ya de un solo punto. En el tercer lugar figura la gran revelación, sin ningún tipo de duda, de la liga. El Rápido de Bouzas de Borja Jiménez ha conseguido que su pragmatismo lo llevase de pensar en la permanencia y involucrarse de lleno en la pelea por disputar la fase de ascenso a Segunda División A. El Fabril, como el Fuenlabrada, es otro equipo que ha bajado enteros con el inicio de 2018. De las nueve jornadas de la segunda vuelta, el conjunto de Gustavo Munúa solo ha ganado dos encuentros y arrancará el sprint final con un choque clave contra el Navalcarnero, actualmente cuarto clasificado.
Donde quizá hay más chicha es en la parte baja de la clasificación, con ocho equipos -si se incluye al Cerceda- inmersos en la lucha por la permanencia, algunos de ellos sorprendentes. El Cerceda, primero de Tito Ramallo y desde la jornada 5 de la segunda vuelta de Josito Fuentes, está más que abocado al regreso a Tercera ya que se encuentra a 11 puntos de la permamencia a falta de diez jornadas y en una dinámica de récord de partidos consecutivos (23) sin conseguir victorias. El penúltimo clasificado a falta de diez encuentros para el final es, aunque pueda sorprender, el Racing de Ferrol. El cuadro departamental también ha sufrido un cambio en el banquillo, de Miguel Tena a Ricardo López. El cuadro verde tiene muy poco margen de error ya que está a cuatro puntos (dos partidos) de la salvación. A los dos equipos gallegos les sigue, en el antepenúltimo lugar, el filial del Real Valladolid, el equipo de la parte baja que más puntos ha hecho en las últimas jornadas y el que se encuentra en mejor momento de juego. La escuadra pucelana está a solo un punto de la salvación pero le espera un calendario exigente teniendo que enfrentarse a equipos como el Fuenlabrada y el Navalcarnero.

Igualdad
El cuarto por la cola es la Gimnástica Segoviana de Abraham García, entrenador del Montañeros de Segunda B en su  día, con 29 puntos. El cuadro castellano ocupa el último puesto de descenso directo y con la misma puntuación está el Pontevedra, actualmente en zona de promoción de descenso. El conjunto de Luismi Areda, que sustituyó a Luisito tras el último partido de 2017, rinde bien en casa pero no ha sido capaz de sumar como visitante en la segunda vuelta. Con solo un punto más que el Pontevedra está el Coruxo de Rafa Sáez, que tiene los mismos (30) que el Toledo. Sin poder relajarse todavía se encuentra, con 32 puntos, la Ponferradina de Carlos Terrazas. Si el Rápido es la revelación, no hay duda de que la ‘Ponfe’ es la gran decepción haga lo que haga de aquí al final.