Lunes 25.06.2018
DXT Campeón

Las claves del sufrido triunfo en el amistoso ante Túnez

El combinado nacional salvó un mal partido en el que el miedo a las lesiones y la poca tensión competitiva fueron contrarrestadas por la riqueza táctica de Lopetegui.

España ya se ejercitó ayer pensando en la escuadra lusa  | efe
España ya se ejercitó ayer pensando en la escuadra lusa | efe
Las claves del sufrido triunfo en el amistoso ante Túnez

La selección española se impuso por la mínima ante Túnez (1-0) en el último amistoso de preparación del Mundial 2018, en un encuentro irregular de los de Julen Lopetegui. Un equipo que cimentó su sufrida victoria en varias claves.

Poco mordiente
Los titulares firmaron la peor primera parte que se recuerda con Julen Lopetegui como seleccionador. Faltó tensión y sobró miedo a las lesiones. Varias selecciones han sufrido bajas de última hora y se han producido lesiones graves que los jugadores españoles tenían en su mente.

Sin fluidez de balón
Las señas de identidad de la selección española se rebajaron con una posesión (hasta el 72% al descanso) sin profundidad ni pegada. El primer disparo a puerta llegó a los 64 minutos y las llegadas aisladas no fueron fruto del habitual juego de combinación colectivo.

Revulsivo
En la batalla del ‘9’ apareció la figura de Iago Aspas como decisiva, el que menos minutos tuvo de los tres candidatos al puesto. El gallego extendió su dulce momento goleador del Celta con la selección. 

La pizarra funcionó
Un punto que ha mejorado con Julen Lopetegui, respecto al pasado, es la variedad táctica que exhibe la selección española en función de las cualidades del rival y la naturalidad con la que la asumen los jugadores en pleno partido. Del 1-4-2-3-1 del que parte, pasó ante Túnez a un 1-4-4-2 cuando entró en escena el ‘plan B’, para acabar buscando el triunfo y encerrando al rival con un 1-3-5-2.

Nacho ayuda a la zaga
La situación de Dani Carvajal, en la recta final de la recuperación de su lesión muscular, no invita a forzarle en el duelo más duro del grupo, el estreno ante Portugal. Odriozola dejó lagunas defensivas en su segunda titularidad consecutiva y se retiró con problemas estomacales. Probó Nacho en el lateral derecho y mostró su polivalencia en la defensa final de tres. Su participación instala las dudas en un puesto del equipo titular para el debut.

Las claves del sufrido triunfo en el amistoso ante Túnez