domingo 08.12.2019

Una sonrojante derrota

El Real Madrid fue superado por el Zaragoza (84-67), que se coloca a un triunfo de los blancos
El poderío físico de Walter Tavares no fue suficiente para el equipo de Pablo Laso, que ya ha perdido dos partidos en la Liga española  | efe
El poderío físico de Walter Tavares no fue suficiente para el equipo de Pablo Laso, que ya ha perdido dos partidos en la Liga española | efe

El Zaragoza arrolló al Real Madrid (84-67) en un partido imperial del conjunto aragonés, que fue superior durante todo el encuentro y especialmente en el último cuarto. Los maños se colocan a solo un triunfo de los blancos.

El equipo de Porfirio Fisac intentó jugar a un ritmo alto durante todo el duelo para castigar el cansancio físico y psicológico que pudiera tener el Real Madrid tras haber jugado partido de Euroliga el viernes, y consiguió su objetivo porque especialmente tras el descanso los blancos fueron perdiendo fuelle ante un rival crecido.

El conjunto aragonés comenzó de manera fulgurante el juego con un parcial de 8-0 en dos minutos, pero el Real Madrid reaccionó y equilibró las cosas en los minutos finales del primer cuarto gracias a la intimidación de Walter Tavares bajo la canasta y al gran acierto en los lanzamientos.

En el segundo parcial el ritmo vertiginoso del primero se redujo y los ataques fueron algo más trabajados porque había mayor presión defensiva en ambas zonas.

El Real Madrid, con dos triples consecutivos del bombardero Jaycee Carroll, se puso por delante (24-25) en el minuto 13, pero el equipo de Porfirio Fisac aguantó el envite y, con un Hlinason que jugó 15 minutos en la primera parte tras haber cometido Javier Justiz dos personales en el primer minuto de partido, mantuvo el tipo y, saliendo con velocidad a la contra y haciendo subir su porcentaje de acierto, llegó al descanso con la mayor ventaja a su favor hasta ese momento, nueve puntos (42-33).

Los hombres de Pablo Laso reaccionaron y con un parcial de 3-11 igualaron las cosas, pero la cuarta falta de Tavares cambió el signo del partido de manera inequívoca.

Con el caboverdiano en el banquillo, al equipo ‘rojillo’ se le abrió de par en par la zona madrileña y por ahí se comenzó a desangrar el Real Madrid.

Con el gigante del equipo blanco en el banquillo, el parcial para los de casa fue de 14-0 en cinco minutos, que llevó la renta hasta los 18 puntos (65-47) y que llegó a alcanzar unos sonrojantes 26 (80-54) para el Real Madrid en el minuto 36 que el conjunto blanco redujo en los últimos instantes.

El Joventut no falla

Un último cuarto letal en ataque del Joventut (33-24) acabó con las esperanzas de victoria del Bilbao Basket en el Pavelló Olímpic de Badalona, donde los locales encadenaron la séptima victoria consecutiva en la Liga (97-86).

En un encuentro parejo, que se decidió en los últimos diez minutos, los locales, liderados por Xabi López Aróstegui (18 puntos) y Klemen Prepelic (19 puntos), condenaron al conjunto vizcaíno, en el que Axel Bouteille (23 puntos) estuvo demasiado solo en las acciones de ataque.

Un duelo importante para la Penya ante un rival directo de la zona media alta de la clasificación que, tras caer en Badalona, se sitúa a dos victorias de los catalanes.

Ambos equipos fueron fieles a sus estilos. Los jugadores locales, con un juego rápido y alegre, y los visitantes explotando su superioridad física en la zona.

El Gran Canaria se reivindica para la Copa del Rey tras superar con autoridad a un Fuenlabrada que se fue diluyendo en la segunda parte ante el acierto exterior y la superioridad en el rebote del rival (102-78).

El Real Betis sumó ayer su tercera victoria de la temporada en la Liga, con la que alcanza en la tabla a su rival del día, al ganar al Estudiantes (88-66)un partido en el que los locales fueron superiores de principio a fin ante un conjunto madrileño que pareció aceptar la derrota con resignación.

Comentarios