martes 31.03.2020

Peleteiro dice que la decisión “no duele ni un poquito”

Otra de las grandes mujeres del deporte gallego, Teresa Portela, espera poder aguantar para competir el año que viene
La gallega el pasado 29 de febrero, durante la disputa del Campeonato de España en pista cubierta, en Ourense   | lavandeira JR (EFE)
La gallega el pasado 29 de febrero, durante la disputa del Campeonato de España en pista cubierta, en Ourense | lavandeira JR (EFE)

La atleta gallega Ana Peleteiro consideró que ante la pandemia de Covid-19 “no duele ni un poquito tener que aplazar todo 365 días”, aunque eso suponga retrasar su debut en unos Juegos Olímpicos. 

La ribeirense reaccionó en Instagram a la decisión del Comité Olímpico Internacional y del Comité Organizador de los Juegos de Tokio 2020 de posponer hasta 2021 el evento. 

“Este cambio de última hora podría provocar en mí un sentimiento de frustración, pero yo prefiero llevarlo a la esperanza y ver esta situación como una oportunidad para llegar a los que espero que sean mis primeros Juegos Olímpicos mejor preparada y con más madurez. Los planes futuros tendrán que esperar, pero siendo esta la razón, la verdad es que no duele ni un poquito tener que aplazar todo 365 días. No hay mal que por bien no venga”, sostuvo Ana Peleteiro, vigente campeona de España de triple salto.

Preparada
La piragüista Teresa Portela, ganadora de 15 medallas mundialistas y 17 europeas, lamentó el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero confía en alargar su carrera deportiva para disputar su sexta cita olímpica. 

“Este año para mí lo sentía realmente especial. Luchaba por estar en mis sextos Juegos Olímpicos. Toca esperar la decisión de cuándo se realizarán. Si he conseguido estar 20 años en la élite, espero poder aguantar algo más”, señaló. 

Ha disputado los últimos cinco Juegos Olímpicos -Sydney, Atenas, Pekín, Londres y Río de Janeiro-, y en Tokio se convertiría en la española con más presencias olímpicas, por delante de las cinco de la extenista Arantxa Sánchez Vicario y la exnadadora María Peláez, en los de verano, y de María José Rienda, en los invernales.

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), el gallego Alejandro Blanco, aseguró que la decisión del COI es “buena para los deportistas españoles porque termina con la incertidumbre”. 

Blanco celebró que hayan primado “los criterios de salud y de igualdad” a la hora de tomar esta decisión. 

“No se puede competir si no tienes las mismas condiciones para poder entrenar y nuestros deportistas no tienen estas condiciones”, expuso el presidente del COE. 

Blanco explicó que él pedía a las autoridades que los deportistas “pudiesen entrenar porque el problema no era llegar al 24 de julio, sino el camino”. “Tras la decisión, cuando se disputen los Juegos Olímpicos los deportistas irán en las mismas condiciones que los demás y eso es una señal de éxito seguro”, apuntó.

Comentarios