Viernes 19.10.2018
DXT Campeón

BALONCESTO| ACB

El Obradoiro sigue soñando con competir en Europa

OBRADOIRO 89 - 70 REAL BETIS
 

El Obradoiro encadenó su tercera victoria consecutiva y sigue soñando con alcanzar uno de los puestos que dan derecho a jugar competición FIBA, tras arrollar al colista Real Betis (89-70), que consumó su descenso matemático en el Multiusos Fontes do Sar.

El equipo gallego cometió errores, pero eso no impidió que consiguiera una cómoda victoria | efe
El equipo gallego cometió errores, pero eso no impidió que consiguiera una cómoda victoria | efe
El Obradoiro sigue soñando con competir en Europa

El Obradoiro encadenó su tercera victoria consecutiva y sigue soñando con alcanzar uno de los puestos que dan derecho a jugar competición FIBA, tras arrollar al colista Real Betis (89-70), que consumó su descenso matemático en el Multiusos Fontes do Sar.

El equipo verdiblanco demostró por qué es el colista de la liga ACB. Cometió numerosas pérdidas de balón -once en el primer tiempo- y llegó con vida al descanso gracias únicamente a la efectividad del británico Luka Nelson, letal desde la línea de tres puntos.

El Obradoiro falló hasta ocho triples en el primer cuarto y él metió tres en solo cuatro minutos. Suyos fueron los primeros nueve puntos de un Betis incapaz de frenar al ucraniano Artem Pustovyi, dominador en las dos zonas.

El equipo gallego, pese a mostrarse muy errático en ataque, jugó con pequeñas ventajas (14-11, 19-16) hasta que en el arranque del segundo cuarto el Betis, más por los errores del rival que por su acierto, se puso por delante. Fue un espejismo. Dos triples consecutivos -Corbacho y Navarro- y la vuelta a pista de Pustovyi y Matt Thomas dispararon al Obradoiro, que se distanció con un parcial 10-0 en seis minutos.
Javi Carrasco, técnico del Betis, paró el choque tras una nueva canasta de Matt Thomas (31-22, min.16). Culminando un contraataque, Kenny Chery acabó con la sequía de su equipo. El Obradoiro estaba soberbio en defensa pero demasiado fallón en ataque y eso evitó que llegase al descanso con una ventaja mucho más amplia (38-27).

Una ventaja que el Obradoiro, explotando las pérdidas del Betis, aumentó hasta los 22 puntos antes de alcanzar el ecuador del tercer cuarto, obligando a Carrasco a pedir dos tiempos muertos prácticamente seguidos. Su equipo estaba hundido y el Obradoiro no se relajó hasta los últimos minutos.
En el resto de partidos del día, el Madrid ganó en Murcia (61-63), Zaragoza en Málaga (82-83) y Gran Canaria en Burgos (89-98).

El Obradoiro sigue soñando con competir en Europa