miércoles 26.02.2020

El Obradoiro gana al Betis y se aleja de la zona peligrosa

El equipo santiagués suma su quinta victoria y deja a los andaluces en una situación complicada, con solo tres
Los jugadores del Obradoiro celebran la victoria | EFE
Los jugadores del Obradoiro celebran la victoria | EFE

El Obradoiro venció en el Fontes do Sar al Real Betis por 82 a 73 en un encuentro que le permite tomar aire en la zona media de la tabla clasificatoria de la Liga y que complica el futuro del equipo andaluz, con tan solo tres victorias en doce partidos. 

No corrigen de este modo los hombres de Curro Segura el rumbo negativo que amagaron con revertir la semana pasada, tras vencer al Estudiantes y romper con una racha negativa de cinco derrotas consecutivas; mientras que el Obradoiro, con un balance de 5-7, ya cuenta con dos partidos de ventaja sobre el límite del descenso. 

AJ Slaughter capitaneó al Real Betis en los compases iniciales del encuentro, aunque el Obradoiro enseguida puso tierra de por medio para terminar el primer parcial nueve puntos arriba (25-16). 
El conjunto sevillano consiguió organizarse mejor en defensa durante el segundo cuarto, aunque los locales encontraron en el lanzamiento exterior una vía de agua que les mantuvo por delante en el marcador hasta el tramo final del período. 

Un atlético mate de Ebuka Izundu a pase de Albert Oliver puso de nuevo las tablas en el partido apenas unos segundos antes del final de la primera parte (36-36), mismo resultado con el que se llegó al descanso. 

Tras las dudas mostradas al inicio del partido, el Betis salió en la segunda parte dispuesto a llevarse la victoria (36-45). 

La monumental bronca de Moncho Fernández a sus jugadores en el tiempo muerto surtió efecto y, en la vuelta a la pista, los locales encadenaron un parcial favorable de 7-0 que apretó de nuevo un encuentro en el que los tiros libres tomaron un cariz protagonista ante lo agresivo de ambas defensas. 

Precisamente desde la línea de personal, Pepe Pozas puso al Obradoiro de nuevo por delante en el marcador a falta de menos de un minuto para el final del tercer cuarto (56-55), cerrado con una exigua renta local (58-55) tras un mate de Álvaro Muñoz asistido por el propio Pozas. 

Al comienzo del último período, el equipo gallego recuperó sensaciones (67-58). 

Los locales vivían momentos de inspiración y un triple milagrero de David Navarro sobre la bocina puso a los locales nueve arriba (74-65), para desesperación de un equipo andaluz, que ya no fue capaz de remontar.

Comentarios