domingo 29/11/20

Nadal empieza con fuerza

El español no pasó demasiados apuros para derrotar en dos sets (6-3 y 6-4) al ruso Andrey Rublev
El zurdo de Manacor en un lance de su encuentro de anoche en el O2 londinense  | efe
El zurdo de Manacor en un lance de su encuentro de anoche en el O2 londinense | efe

Rafael Nadal consiguió su primera victoria en las Finales ATP, que ayer comenzaron en Londres. El español derrotó al ruso Andrey Rublev en dos sets (6-3 y 6-4), en un choque en el que no pasó por demasiados apuros.

El partido empezó con igualdad. Pero en el sexto juego el de Manacor consiguió romperle el servicio a su rival (4-2), y a partir de ahí se encaminó hasta la victoria en la primera manga.

La segunda empezó de la mejor manera posible para los intereses del balear, que ya en el primer juego logró el ‘break’. A partir de ahí, mantuvo su servicio hasta el final.

La venganza de Thiem

El austríaco Dominic Thiem vengó la final perdida el año pasado en el O2 Arena y se deshizo de su verdugo entonces Stefanos Tsitsipas por 7-6 (5), 4-6 y 6-3.

Thiem, que aparece en estas Finales ATP como tercer cabeza de serie y que ha superado a Thomas Muster como austríaco con más presencia en el torneo, aprovechó mejor sus oportunidades y derrotó al vigente campeón en un encuentro que se fue más allá de las dos horas.

El pupilo de Nicolás Massú golpeó primero llevándose un duro primer set en el que Tsitsipas despejó las tres bolas de ‘break’ que tuvo que enfrentar y en el que el griego llegó a dominar por 3-5 en el ‘tie break’.

Thiem subió el nivel y no dejó pasar todos lo regalos que sí hizo el año pasado. Se llevó cuatro puntos consecutivos y cerró el primer set, aunque la inconsistencia que ha desarrollado desde que venciera en el pasado US Open volvió a salir a la luz.

Permitió a Tsitsipas conectar de nuevo al partido y este le rompió en el tercer juego del segundo set, ventaja que no soltaría en toda la manga y que le sirvió para igualar con un meritorio 6-4.

Pero ahora Thiem parece haber aprendido a encajar los golpes. No se desesperó, pese a que Tsitsipas parecía mucho más entero, y arrancó el set definitivo con una ventaja de 3-0.

Cuando se le complicó, en un eterno quinto juego en el que el griego desperdició la oportunidad de ‘contra break’ con un revés paralelo a la red, el austríaco reaccionó.

Soltó algún “Vamos” aislado, claramente influenciado por Massú, y aceleró para sumar su primer triunfo.

En dobles, la pareja formada por el neerlandés Wesley Koolhof y el croata Nikola Mektic consiguió el primer triunfo ante los alemanes Kevin Krawietz y Andreas Mies por 6-7 (3), 7-6 (4) y 10-7.

El neerlandés y el croata comienzan con victoria su andadura en estas Finales, donde participan en el Grupo Mike Bryan, el cual lideran a la espera de que se dispute el segundo partido del día.

Koolhof y Mektic remontaron un set adverso y además se llevaron los últimos cinco puntos del superdesempate para inclinar a sus rivales.

Más tarde, la pareja formada por Rajeev Ram y Joe Salisbury comenzaron con triunfo su aventura en las Finales ATP al derrotar a la integrada por el polaco Lukasz Kubot y el brasileño Marcelo Melo, por 7-5, 3-6 y 10-5.

El estadounidense y el británico se colocan líderes del grupo Mike Bryan por delante de Wesley Koolhof y Nikola Mektic.

Kubot y Melo se quedan como colistas del grupo a falta de dos encuentros.

Comentarios