miércoles 20/1/21

La leyenda de los Hispanos busca un nuevo hito en Egipto

La selección española, vigente campeona de Europa, tratará de igualar el doblete de Francia, la única que ha logrado encadenar los títulos continental y universal
La selección española celebra el Europeo que conquistó el año pasado en Estocolmo  | ANDERS WIKLUND/Efe
La selección española celebra el Europeo que conquistó el año pasado en Estocolmo | ANDERS WIKLUND/Efe

La selección española tratará de agigantar su leyenda y, tras revalidar el pasado año la corona continental, buscará el más difícil todavía, encadenar el título europeo y mundial, una gesta que en el presente siglo tan solo ha logrado Francia.

Para ello, el técnico español Jordi Ribera volverá a apostar por el mismo bloque que se alzó con su segundo oro continental consecutivo en Estocolmo, con la excepción del pivote Rubén Marchán, que sustituirá a Julen Aginagalde.

Es un claro guiño al obligatorio cambio generacional que el conjunto español tendrá que afrontar tras la disputa de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Pero antes, los Raúl Entrerríos, Viran Morros o Joan Cañellas afrontarán un nuevo reto, nada más y nada menos que emular a los legendarios Experts, la selección francesa que enlazó hasta en dos ocasiones el título europeo y universal en los años 2010 y 2011 y en 2014 y 2015.

Un auténtico Everest que el equipo español tratará de coronar con la misma humildad y sentido grupal que les ha permitido hacerse un hueco en la historia del balonmano mundial.

Y es que, como siempre recalca Jordi Ribera, la fortaleza de los Hispanos reside en el colectivo, un grupo homogéneo y sin fisuras en el que en cada encuentro el protagonista puede ser un jugador distinto.

Es una forma de entender el deporte que se traslada a la pista, donde España destaca por la riqueza de su elaborado juego combinativo.

Estos engranajes pondrán a prueba como nunca en un Mundial al que el conjunto español llega tras haber disputado tan solo dos encuentros en los últimos doce meses como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Pero si algo se caracteriza el conjunto español es su capacidad competitiva y la compenetración de unos jugadores, que prácticamente juegan de memoria, tras compartir la pista durante muchos años.

Son los argumentos a los que tendrán que apelar los Hispanos para superar un primera ronda en la que los de Jordi Ribera se enfrentarán con tres rivales, Brasil, Polonia y Túnez, que obligarán a España a rendir desde el comienzo.

Debut ante Brasil

España empezará su andadura el viernes contra Brasil (19.00 horas), una selección que anunció ayer dos nuevos casos de coronavirus, entre ellos el del especialista defensivo Thiagus Petrus, que se suman a los cinco detectados el 6 de enero.

Si España no podrá permitirse ninguna distracción en su debut ante los brasileños, tampoco podrá relajarse lo más mínimo ante Polonia (domingo, 21.30), un equipo que posee argumentos suficientes para derrotar a cualquiera.

Al igual que Túnez (martes, 19.00), que con su aguerrida defensa y capacidad de lanzamiento exterior, ha logrado hacerse desde hace años un hueco entre la elite mundial.

En la segunda fase, los ‘Hispanos’ se cruzarán con los tres primeros clasificados del grupo A: Alemania, Hungría, Uruguay o Cabo Verde.

Comentarios