Martes 16.10.2018
DXT Campeón

Hamilton se va de vacaciones pensando en el mítico Fangio

 

Lewis Hamilton reforzó su liderato en el Mundial al ganar, por sexta vez, el Gran Premio de Hungría, donde firmó su quinto triunfo del año y amplió a 24 puntos su ventaja sobre Sebastian Vettel.

 

Hamilton se va de vacaciones pensando en el mítico Fangio

Lewis Hamilton reforzó su liderato en el Mundial al ganar, por sexta vez, el Gran Premio de Hungría, donde firmó su quinto triunfo del año y amplió a 24 puntos su ventaja sobre Sebastian Vettel.
Hamilton, que voló entre la lluvia el sábado, elevando a 77 su propia plusmarca histórica de poles, no desaprovechó la ocasión de ampliar su ventaja en el campeonato y, de momento, se irá de vacaciones estando mucha más cerca que Vettel de alcanzar este año los 5 títulos del argentino Juan Manuel Fangio, sólo superados por los 7 del alemán Michael Schumacher.
El piloto inglés relegó al segundo y al tercer puesto a los dos Ferrari en una carrera donde Fernando Alonso festejó su 37º cumpleaños con un excelente octavo puesto, justo delante Carlos Sainz.
Hamilton salió bien y su compañero Valtteri Bottas ejerció de sensacional escudero protegiendo a su capitán, cerrando las puertas a los Ferrari, que habían salido desde la segunda línea de la parrilla. 

Ataque negativo
Sainz, que partía quinto, atacó en la salida a Vettel (a quien pronto Raikkonen le cedió la tercera plaza). Pero el madrileño no sólo no pudo con el alemán, sino que fue rebasado por  Pierre Gasly, Kevin Magnussen y Max Verstappen; aunque este abandonó en la sexta vuelta por avería.
Alonso entró en los puntos con la retirada del holandés, pero poco después fue rebasado por Daniel Ricciardo, quien a pesar de salir 12º y bajar tras una mala salida al 16º, finalizaría cuarto.
Conforme se fueron desgastando los neumáticos de Vettel, Hamilton, que había  cedido el liderato tras pasar por boxes, empezó a recortar tiempo. ‘Seb’ paró en la 40, un giro después de que lo hiciese por segunda vez Kimi, con lo que Mercedes recuperaba los dos primeros puestos.
Alonso paró en la 40 y pasó del blando al medio, con el que logró asegurar el octavo puesto en el que rodaba, en esos momentos dos por delante de Sainz. Stoffel Vandoorne, que estaba haciendo una buena carrera, abandonó en la 50, cediendo el noveno puesto al madrileño. 
Por delante, Bottas sufría con sus ruedas traseras, muy desgastadas, y Vettel se colocó justo detrás de él a falta de 13 giros, pero el finés aguantó todo lo que pudo en defensa de su jefe de filas; y a 7 para el final, la ventaja de Hamilton ya era de 22 segundos. Hasta que al principio de la 65 Bottas ‘reventó’ y fue superado por el dúo de Ferrari.
A tres para la bandera a cuadros, Ricciardo intentó pasar a Bottas pero se tocaron en la primera curva; y, reconociendo su culpabilidad, Mercedes  le instó a devolverle la plaza al australiano. Que apuntaba más alto al llegar a Hungría, pero se conformó con el cuarto puesto y con marcar la vuelta rápida (1:20.012), en la 46.
Hamilton ganó sin problemas en un fin de semana que parecía iba a ser claramente de Ferrari, hasta que diluvió el sábado y bailó con maestría sobre el agua. Y ahora podrá relajarse hasta el último fin de semana de agosto. Cuando se reabra su pugna con Vettel por igualar al mítico Fangio. l

Hamilton se va de vacaciones pensando en el mítico Fangio
Comentarios