jueves 14.11.2019

Hamilton llega muy cómodo a la carrera ‘de casa’

Verstappen, vencedor en Austria,  se presenta como gran amenaza

El líder del Mundial fue aclamado por sus compatriotas a su llegada al circuito de Silverstone, escenario de la novena prueba del campeonato | VALDRIN XHEMAJ
El líder del Mundial fue aclamado por sus compatriotas a su llegada al circuito de Silverstone, escenario de la novena prueba del campeonato | VALDRIN XHEMAJ

El líder del Mundial, Lewis Hamilton (Mercedes), llega con un margen holgado de puntos al GP ‘de casa’, el de Gran Bretaña, donde Max Verstappen (Red Bull) no quiere perder el tirón que le permitió su nuevo motor Honda hace dos semanas para lograr la victoria en  el Gran Premio de Austria.

El circuito de Silverstone, que renovó el miércoles su contrato para albergar la F1 hasta 2024, aparece en la agenda en un momento de mucha expectación por la irrupción de Honda nuevamente en lo alto del podio, tras la victoria de Verstappen, hecho que ha levantado admiración y celebración por la incorporación de uno de los grandes motoristas a la lista de candidatos a ganar carreras.

Instalado en el liderato (197 puntos; 31 más que el segundo, su compañero Valteri Bottas) y con seis victoria en ocho carreras, Hamilton se plantó en el Red Bull Ring para continuar su marcha triunfal y olvidar que un año atrás había perdido momentáneamente el liderato en favor de Sebastien Vettel (Ferrari) después de que el Mercedes del inglés, y también el de Bottas, no acabasen aquella carrera.

Fuera del podio
Sin embargo, una nueva calificación magistral de Charles Leclerc (Ferrari) y una posterior sanción al inglés, relegaron a Hamilton a arrancar en Spielberg en la quinta posición, sin tener demasiadas opciones al triunfo, hasta el punto que por primera vez en nueve carreras se cayó del podio, no así Bottas (tercero), que acabó salvando los muebles para Mercedes.

Aunque la victoria en Austria de Red Bull es una advertencia para Ferrari y Mercedes, la verdad es que la escudería germana y el piloto inglés se acercan al ecuador del Mundial sin muchos sofocos y con un dominio casi insultante.

Lo que no cabe duda es que Honda, desaparecida desde el 2006 de lo alto del podio, y tras un vía crucis en su regreso a la F1 junto a McLaren, ha dado un salto de calidad, como mínimo para mantener a Red Bull entre los tres primeros coches.

El primero del ‘resto’
McLaren se planta ‘en su casa’ con dos buenas noticias: realmente se ha consolidado como el equipo más rápido del ‘resto’, y que sus pilotos, Carlos Sainz y Lando Norris, han sido ratificados hasta 2020, tras firmar sendas ampliaciones de contrato el pasado martes.

La escudería de Woking regresa a Silverstone con otro aire respecto del año pasado, a pesar de que incluso con un coche menor el curso anterior Fernando Alonso logró un meritorio octavo puesto. 

En el Red Bull Ring, Norris fue sexto y Sainz, octavo (salió decimoquinto). En la general, tras diez carreras, el madrileño es séptimo y su compañero inglés, octavo.

Comentarios