miércoles 18.09.2019

La Francia de Gobert destrona al ‘Team USA’

La última campeona solo pudo aferrarse a los puntos de Mitchell
Rudy Gobert fue una pesadilla constante, tanto en ataque como un defensa, para un rival que carecía de un pívot para hacerle frente                               | ALEX PLAVEVSKI
Rudy Gobert fue una pesadilla constante, tanto en ataque como un defensa, para un rival que carecía de un pívot para hacerle frente | ALEX PLAVEVSKI

Lo avisó Gregg Popovich antes del Mundial: “Sin nuestras estrellas podemos perder contra las mejores selecciones europeas”. Dicho y hecho. Francia, la única del planeta que puede plantar cara física y atléticamente a los NBA nativos, destronó a un ‘Team USA’ de segunda fila.

Tampoco era un secreto que Popovich no disponía de un pívot capaz de superar a Gobert a ambos lados de la cancha. Y el ‘center’ de los Jazz se encargó de confirmarlo. Fue una pesadilla, tanto en defensa –pocos jugadores en el mundo intimidan más– como en ataque, aprovechando la querencia del técnico de los Spurs por el ‘small ball’.

Tras un primer acto de tanteo (18-18), los ‘bleus’ rompieron amarras en el segundo, a lomos del pívot, de Fournier y de una muy buena defensa colectiva, en tanto que EEUU recuperaba lo peor de su repertorio: el individualismo.

Los puntos de Mitchell y el descanso de Gobert fueron el termómetro de los minutos previos al intermedio. Sin el ‘5’ galo en pista, los defensores del título cortaron la hemorragia cuando Francia amenazaba con sacarlos de rebufo. Una canasta casi sobre la bocina del escolta de los Jazz mandó el duelo al parón con su equipo seis abajo (39-45).

A la vuelta de vestuarios se  mantuvo el escenario. Francia dominando entre siete y  nueve tantos y Mitchell tirando del carro yankee casi en solitario (26 puntos al final del tercer periodo). Y tanto tiró que lo puso por delante (66-63). Eso sí, con Gobert descansando.

El ‘Team USA’ mantuvo la inercia en el arranque del acto final. Con 72-65, Vincent Collier devolvió al parquet a Gobert.  Y tres minutos después, Francia había vuelto al partido (76-76).  Con 78-82 llegó el último minuto. Gobert taponó a un Mitchell ahora maniatado (solo tres tantos en los diez minutos decisivos), De Colo convirtió dos libres y Walker erró dos de los tres que le había regalado un error del pívot francés. Un libre más de De Colo bastó para certificar, a 27 segundos del bocinazo (79-85), las premonitorias palabras del gran Gregg Popovich. 

Comentarios