Martes 19.03.2019

Francia y España buscan oro en la cuna del balonmano

Croacia, Dinamarca, Alemania, Noruega y Suecia también aspiran, en un torneo más abierto que nunca, a un título que viene con billete para Tokio 2020.

Las selecciones de Francia, vigente campeona mundial, y de España, última campeona de Europa, tratarán de amargar la fiesta a Alemania y Dinamarca, anfitrionas de un Mundial que celebra el retorno del balonmano a su hogar.

Alemanes y daneses pugnan por atribuirse la paternidad de este deporte. Los germanos sitúan el origen en el juego creado en el año 1917 por Max Heiner en Berlín y denominado ‘torball’. Pero los daneses remontan el nacimiento a 1898, cuando Holger Nielsen desarrolló el ‘Haandbol’.

Una más que centenaria historia de amor a la que Alemania y Dinamarca tratarán de poner un punto y seguido el 27 de enero en Herning (Dinamarca) con un título mundial que viene con billete para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Al oro no solo aspiran Francia, Alemania, Dinamarca o España, sino que también se postulan Noruega, Suecia y Croacia, que completan la nómina de favoritos en una edición mundialista que se antoja más abierta que nunca.

Sin estrella
Lejos han quedado los tiempos en los que Francia, ganadora de los dos últimos Mundiales, parecía arrancar por encima del resto. La tendencia se ha visto acentuada por la baja de Nikola Karabatic, que se perderá la cita por lesión. Su ausencia obligará a los jóvenes Fábregas, Remili, Richardson o Mem a dar un paso adelante.

La madurez competitiva es uno de los puntos fuertes de ‘los Hispanos’, que volverán a tener en la inteligencia táctica y la variedad de su juego combinativo su principal argumento para tratar de repetir el triunfo que logró el pasado año en el Europeo de Croacia.

Para ello, Jordi Ribera volverá a confiar en el mismo bloque que se alzó con el oro en Croacia, con la excepción del veloz extremo derecho Aleix Gómez, que sustituirá a David Balaguer. Pero España no solo pueden presumir de variedad ofensiva, ya que en defensa maneja también con soltura tanto el 6-0, donde Viran Morros y Gedeón Guardiola conforman un eje granítico, como el 5-1, que ya fue fundamental en la final del pasado Europeo.

Dudas germanas
Más dudas ofrece Alemania, un equipo que posee todos los mimbres necesarios, pero que parece todavía no haber digerido la marcha de Dagur Sigurdsson, el entrenador que le llevó al título continental en 2016. A estas incertidumbres parece ajena la selección de Dinamarca, que liderada por Mikkel Hansen, que parece haber recuperado su mejor versión tras un curso 2017/2018 lleno de dudas.

Suecia, vigente subcampeona continental, no ha dudado en ‘reforzarse’ con el regreso de dos ilustres: Kim Ekdahl Du Rietz y Kim Andersson, mientras que Noruega, subcampeón mundial hace dos años, confiará su futuro en el inmenso talento de Sander Sagosen.

Completa la nómina de favoritos Croacia, que tratará de resarcirse del varapalo que sufrió en ‘su’ Europeo, donde ni siquiera llegó a semifinales.

Comentarios