martes 15.10.2019

La FIA “vigila atentamente” la evolución del supertifón

‘Hagibis’ amenaza la próxima cita del Mundial con lluvias torrenciales y fuertes rachas de viento a partir de mañana
Lewis Hamilton
y Carlos Sainz
ayer en Suzuka,
disfrutando de
una temperatura
agradable si bien
próximamente la
climatología en el
país del sol naciente
va a cambiar
de manera radical
| efe
Lewis Hamilton y Carlos Sainz ayer en Suzuka, disfrutando de una temperatura agradable si bien próximamente la climatología en el país del sol naciente va a cambiar de manera radical | efe

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y la organización del Mundial de Fórmula Uno han anunciado que “vigilan atentamente” la evolución del supertifón ‘Hagibis’, que amenaza al Gran Premio de Japón con lluvias torrenciales y fuertes rachas de viento a partir de mañana.

“La FIA, la Fórmula Uno, el Circuito de Suzuka y la Federación Japonesa de Automovilismo están vigilando atentamente el tifón ‘Hagibis’ y su impacto potencial sobre el Gran Premio de Japón 2019”, ha indicado la organización de la Fórmula Uno a través de un comunicado en su página web.

Este tifón, el número 19 de la temporada en el Pacífico, puede generar vientos de hasta 210 kilómetros por hora y alcanzará el sur del archipiélago japonés el sábado, trayendo consigo lluvias torrenciales en el sur, el oeste y el centro del país, según la Agencia Meteorológica de Japón (JMA).

De hecho, el comité organizador de la Copa del Mundo de Rugby que se está disputando en el país nipón ha decidido suspender los dos partidos de la jornada de mañana: Nueva Zelanda-Italia e Inglaterra-Francia.

Los organizadores de la carrera de Japón, por su parte, han asegurado que su objetivo es “minimizar su impacto” en el programa, aunque “la seguridad de los aficionados, los competidores y todos los presentes en el Circuito de Suzuka será la principal prioridad”.

El Gran Premio de Japón ya se ha visto afectado en otras ediciones por las inclemencias meteorológicas: en 2014 se disputó bajo una intensa lluvia (en la carrera en la que sufrió un grave accidente el francés Jules Bianchi, fallecido nueve meses después), mientras que en 2010 y 2004 la clasificación del sábado tuvo que pasarse al domingo por las malas condiciones atmosféricas. l

Comentarios