domingo 08.12.2019

España arranca con un golpe de autoridad

‘Las Guerreras’ rozan la perfección en el debut, contra la potente Rumanía, con una victoria por quince goles de ventaja
Las jugadoras de Carlos Viver desarbolaron, a base de velocidad, inteligencia y efectivad en ataque a Rumanía, semifinalista en el último Europeo  | HIROSHI YAMAMURA
Las jugadoras de Carlos Viver desarbolaron, a base de velocidad, inteligencia y efectivad en ataque a Rumanía, semifinalista en el último Europeo | HIROSHI YAMAMURA

La selección española femenina arrancó su andadura en el Mundial de Japón con una contundente e inesperada goleada (16-31) a Rumanía, en un choque en el que ‘las Guerreras’ dieron una exhibición tanto en ataque como en defensa.

Y es que España no solo superó por completo a toda una potencia mundial y semifinalista en el último Europeo, sino que lanzó un serio aviso a sus rivales con un imponente juego a ambos lados de la pista.

Una solidez que desarboló por completo a Rumanía en la primera parte (9-16). Cifra que respondió al espectacular trabajo defensivo del conjunto de Carlos Viver, que no sólo limitó al máximo el rendimiento de Cristina Neagu, elegida en cuatro ocasiones mejor jugadora del mundo, sino que anuló casi por completo a otra figura de la talla de la pivote Crina Pintea.

Pero si el buen rendimiento defensivo de ‘las Guerreras’ ya no es algo que sorprenda, sí hay que destacar la variedad, la inteligencia y, sobre todo, la efectividad en ataque. Un extraordinario rendimiento que se sustentó en la velocidad de la que España fue capaz de dotar a la circulación de balón, la mejor manera de superar a las altísimas y fornidas jugadoras rumanas.

Además, España castigó cada error de Rumanía con un gol de portería a portería lo que posibilitó a España dispararse superado el ecuador de la primera mitad hasta los cinco goles de ventaja (5-10) en el marcador.

Una renta que ya no dejó de crecer y crecer como demostró el contundente 16-31 final, unos inesperados quince goles de ventaja, que por momentos llegaron incluso a ser más. Ya que si España no bajó el pistón en ningún momento, como demostraron los tan sólo siete goles encajados en la segunda mitad, Rumanía fue hundiéndose cada vez más y más.

Circunstancia que las de Viver no desaprovecharon, pese a las lógicas rotaciones teniendo en cuenta que ‘las Guerreras’ se enfrentarán hoy a Hungría, para buscar un abultado marcador que les pueda beneficiar en caso de dobles y triples empates.

Comentarios