jueves 14.11.2019

Tour de Francia (II): El Jumbo vuela alto

El ‘ocho’ neerlandés arrasa en la crono por equipos, Teunissen sigue de amarillo y el Ineos de Bernal y Thomas marca las primeras diferencias entre los favoritos

El tren negro y amarillo fue el más rápido en el recorrido urbano por Bruselas  | GUILLAUME HORCAJUELO/EFE
El tren negro y amarillo fue el más rápido en el recorrido urbano por Bruselas | GUILLAUME HORCAJUELO/EFE

¿Es un pájaro, es un avión? No... ¡es el Jumbo-Visma! El equipo neerlandés sigue en racha y, tras la inesperada victoria en la primera etapa, repitió triunfo en la contrarreloj por escuadras. Fue el único que bajó de los 29 minutos (paró el crono en 28:57) y que superó los 57km/h de media en el trazado urbano de Bruselas. Dos de dos y otro día más de amarillo para Mike Teunissen.

El éxito de los Jumbo no se puede considerar una sorpresa. La presencia de Tony Martin, cuatro veces campeón del mundo de la especialidad, Wout Van Aert, ganador de la crono en el reciente Dauphiné, y del propio Teunissen, excelso rodador, les situaba como candidatos en todas las quinielas.

No obstante, choca la superioridad que mostró el bloque neerlandés: aventajó al potente Ineos (antes Sky) en 20 segundos, mientras que los diez siguientes acabaron en un margen de otros 20 segundos. Una victoria aplastante dentro de unos márgenes razonables.

Las cronos de 50 o más kilómetros y una hora de esfuerzo ya no existen. Los organizadores del Tour no quieren grandes diferencias, que privan de emoción a la carrera, o eso dicen. Y la distancia entre favoritos se cuenta en pequeñas ganancias o pérdidas.

Kruijswijk y los Ineos, beneficiados

Steven Kruijswijk, hombre del Jumbo para la general, es el mejor situado. El neerlandés de apellido imposible perdió el Giro del 16 por una caída bajando el Agnello y terminó cuarto. El año pasado fue quinto en el Tour y también cuarto en la Vuelta. Ahora sueña con vestir el amarillo en el primer final en alto, el jueves en La Planche des Belles Filles.

La Percha, como le apodan por la anchura de sus hombros, es el típico ‘hombre Tour’: fondista, buen escalador y que se defiende contra el crono. Ayer voló junto a sus compañeros Martin, Van Aert y Teunissen, pese a correr “con dos menos”, bromeó el líder: “(George) Bennett es demasiado pequeño, pero se sintió realmente bien y nos pudo ayudar. Dylan (Groenewegen) no pudo darlo todo debido a la caída de ayer (por el sábado), hizo un buen trabajo al principio, pero luego tuvimos un hombre menos”.

El Jumbo movió de la silla al Ineos, candidato número uno para la etapa y para la general pese a la baja de Froome. Salió primero el equipo británico y marcó el mejor tiempo hasta la llegada del último. No es un problema para Egan Bernal y Geraint Thomas, los dos líderes, que sacaron unos segundos a todos sus rivales menos al citado Kruijswijk.

El primero de los aspirantes es Enric Mas, que se benefició de las buenas prestaciones de su equipo, el Deceuninck belga de los rodadores y clasicómanos, y acabó solo un segundo por detrás de los Ineos.

Los Movistar, Porte y Bardet, damnificados

Wilco Kelderman, Rigoberto Urán, Thibaut Pinot, Vincenzo Nibali, Adam Yates y el maltrecho Jakob Fuglsang siguen por debajo del minuto. En peor situación se encuentran ya los Movistar, Nairo Quintana y Mikel Landa, que completaron una decepcionante crono a la espera de la montaña, y pierden 1:05 con Kruijswijk y 45 segundos con Bernal y Thomas. 

Los grandes derrotados fueron Richie Porte y Romain Bardet, los dos favoritos más alejados, que rondan el minuto y medio de desventaja con el líder. No es una distancia decisiva todavía. El paso por Bélgica solo ha puesto a cada uno en su sitio. Y al Jumbo por encima de todos.

Comentarios