Miércoles 16.01.2019

Duelo Djokovic-Federer y territorio femenino abierto

El serbio y el suizo aspiran a coronarse por séptima vez; en mujeres, cualquiera de las diez primeras de la WTA puede ganar

Roger Federer defiende el título logrado el año pasado al superar en la final  al croata Marin Cilic  | RITCHIE TONGO
Roger Federer defiende el título logrado el año pasado al superar en la final al croata Marin Cilic | RITCHIE TONGO

La lucha entre el serbio Novak Djokovic (1) y el suizo Roger Federer (3) por la consecución de la que sería la séptima corona en Melbourne para cualquiera de ellos marca la edición 2019 del Open de Australia, mientras que el cuadro femenino volverá a ser un territorio abierto tras las dudas de la rumana Simona Halep (1) y la estadounidense Serena Williams, siete veces ganadora del primer Grand Slam del año.


Federer defiende el título y cuenta con la oportunidad de poder levantar su vigésimo Grand Slam, así como su tercer Open de Australia consecutivo, y el título 100 de su carrera, mientras que Djokovic podría sumar su decimoquinta conquista de un grande.

Rafa Nadal (2), finalista hace dos años, no está, a priori, entre los máximos candidatos al título como consecuencia de su inactividad de cuatro meses por lesión. El zurdo de Manacor, que renunció a disputar el torneo de Brisbane en la primera semana de enero como consecuencia de unas molestias en un muslo, llega con un solo partido, y de exhibición, desde septiembre.

Tiene además posibilidades matemáticas de recuperar el Nº1 mundial, pero para ello necesita ganar el título y que ‘Nole’ no supere la tercera ronda, algo que solo ha ocurrido en 2005, 2006 y 2017.

Jóvenes con hambre
Deber ser también la oportunidad del último campeón de las ATP Finals, el alemán Alexander Zverev (4), una vez despejadas las dudas con su tobillo. 


Otros jóvenes con ansias de gloria son el austríaco Dominic Thiem (7), el ruso Karen Khachanov (10), el croata Borna Coric (11), el ruso Daniil Medvedev (15) e incluso el australiano –de origen español– Alex de Miñaur (27), que de ganar en Sydney.
La principal baja es la del argentino Juan Martín Del Potro, quinta raqueta mundial, como consecuencia de la fractura de rótula sufrida durante el Masters de Shanghai el pasado mes de octubre.

El cuadro femenino volverá a ser territorio abierto. Halep, quien perdió la final del año pasado ante la danesa Caroline Wozniacki (3), se perdió parte del último tramo del año como consecuencia de una lesión de espalda y llega sin técnico.

Por su parte, Serena  no ha vuelto a su mejor nivel tras permanecer sin competir durante gran parte de 2017, a pesar de que fue en 2018 fue en Wimbledon y en el US Open.
La alemana Angelique Kerber (2) y Wozniacki, última campeona en Melbourne, se postulan como principales candidatas, dentro del panorama incierto. Por ello, también habrá que tener en cuenta a Garbiñe Muguruza (18), aunque su 2018 fue para olvidar. 

Kerber, la holandesa Kiki Bertens (9) y la checa Karolina Pliskova (7) tendrían que alcanzar como mínimo la final y esperar a un temprano tropiezo de Halep; mientras que la checa Petra Kvitova (8) y la ucraniana Elina Svitolina (6) podrían liderar la WTA tan sólo llegando a semifinales, siempre y cuando se cumplan otras combinaciones.

Comentarios