lunes 24.02.2020

Dos bronces para España

La gallega Solange Pereira se quedó cerca del podio en la prueba de relevos
La canguesa, a la izquierda, con sus compañeros del cuarteto nacional, que no pudo defender el título conquistado en Holanda el año pasado  | rfea
La canguesa, a la izquierda, con sus compañeros del cuarteto nacional, que no pudo defender el título conquistado en Holanda el año pasado | rfea

La selección española de cross regresó de los campeonatos de Europa de Lisboa con dos bronces (el individual sub-23 de Abdessamad Oukhelfen y el absoluto masculino por equipos) en una actuación que no alcanzó a cubrir las expectativas sobre el duro circuito del Bela Vista Park. 

La retirada de su líder, Ouassim Oumaiz, poco antes de entrar en la última vuelta de la carrera senior masculina no impidió que el conjunto español, encabezado por dos aragoneses, Toni Abadía y Carlos Mayo, subiera al podio para colgarse la medalla de bronce. 

Abadía (undécimo), Mayo (decimocuarto) y Fernando Carro (vigésimo) dieron a España 45 puntos que la situaron sólo por detrás de Gran Bretana (36) y Bélgica (38), en una carrera de 10.225 metros que registró el triunfo de Robel Fsiha, nacido en Eritrea e instalado en Suecia hace seis años. 

Cuarto título
La turca -nacida en Kenia- Yasemin Can, conquistó su cuarto título absoluto, rematando con un éxito su temporada aciaga en la que las lesiones le privaron de todas las competiciones de pista. 

No dejó margen para la duda. Can, de 22 años, puso un ritmo duro desde el disparo, se fue al principio con la noruega Grovdal y sola desde el tercer kilómetro para convertirse, al cabo de 8.225 metros, en la primera mujer con cuatro títulos europeos de cross. Grovdal y la sueca Samrawit Mengsteab subieron con ella al podio. 

La toledana Irene Sánchez Escribano, decimosexta, fue la mejor española. 

El equipo nacional de relevos 4x1.500 cedió a Gran Bretaña el título y se quedó a seis segundos del podio. 

Repetían alineación las dos mujeres -la gallega Solange Pereira y Esther Guerrero- que se colgaron el oro el año pasado en Tilburgo (Holanda) y debutaban en el cuarteto Pablo y Sergio, hijos de dos grandes exatletas, Paco Sánchez Vargas y Anacleto Jiménez. 

A cargo de la primera posta, Pereira entregó tercera (por detrás de la británica y de la bielorrusa), a Sergio Jiménez, que pasó el testigo en la misma posición a Esther Guerrero. La catalana perdió al principio dos posiciones, pero reaccionó para entregar también tercera a Pablo Sánchez, pero el granadino no pudo mantenerse en situación de podio. 

Gran Bretaña, con un tiempo de 17:55, sucedió a España, seguida de Bielorrusia (18:01) y Francia (18:05). Los españoles acreditaron 18:11. 

Abdessamad Oukhelfen, de padres marroquíes y residente en Reus desde los seis años, dio a España, once meses después de ser nacionalizado, la primera medalla al clasificarse tercero en la carrera sub-23, por detrás del exfutbolista francés Jimmy Gresier, que se coronó por tercera vez, y del serbio Elzan Bibic.

Comentarios