martes 15.10.2019

Djokovic pierde y Nadal volverá en noviembre al Nº1

Si el español venciese en París se aseguraría esta posición hasta finales de año
Las Finales ATP supondrán un nuevo duelo entre el balcánico y el balear  | efe
Las Finales ATP supondrán un nuevo duelo entre el balcánico y el balear | efe

Las Finales ATP de Londres, escenario en el que a final de año se reúnen los ocho mejores tenistas del mundo, podrían vivir un año más una agónica lucha por el número uno, esta vez con Rafael Nadal y Novak Djokovic como contendientes. 

La derrota del serbio en los cuartos de final de Shanghai (ronda en la que también ha caído Roger Federer) ante el griego Stefanos Tsitsipas ha provocado que Nadal, quien no participó en la gira asiática, vuelva al número uno el próximo 4 de noviembre. 

Lo hará porque Djokovic defiende 600 puntos como finalista del Masters 1000 de París-Bercy y 1.000 como finalista de las Finales ATP. Puntos que perderá el próximo 4 de noviembre, cuando termine el torneo parisino y se reste lo conseguido en ambos campeonatos. 

Ni siquiera un triunfo de Djokovic en París serviría para retener el trono mundial, ya que los 400 puntos que sumaría en caso de conseguirlo, le harían tener un total de 8.945, por los 9.225 de Nadal, quien además podría añadir más, ya que el año pasado no participó en el último Masters 1000 de la temporada. 

Además, si el balear ganara en París, torneo que nunca ha levantado, se aseguraría por quinta vez en su carrera (2008, 2010, 2013 y 2017) el número uno a final de año. En caso de no hacerlo, todo quedaría listo para dirimirse en la última cita de 2019 (con permiso de la Davis, que no reparte puntos), las Finales ATP. 

Una situación que recordaría a la de hace tres años, cuando Andy Murray y Novak Djokovic decidieron el número uno en el último momento. Después de dos años descafeinados en la cita londinense, sin Nadal pudiendo poner en jaque el número uno de Djokovic el año pasado por lesión y con el galardón ya decidido antes del inicio del torneo en 2017, ambos podrían revivir la agónica situación de 2016.

Comentarios