domingo 29.03.2020

El COI se da un mes para repensar unas nuevas fechas

El ente asegura en un comunicado que la suspensión no está en su agenda
Thomas Bach y su equipo del Comité Olímpico Internacional afrontan una decisión inédita en el deporte mundial en tiempos de paz  | jean christophe bott
Thomas Bach y su equipo del Comité Olímpico Internacional afrontan una decisión inédita en el deporte mundial en tiempos de paz | jean christophe bott

El Comité Olímpico Internacional (COI) se ha dado un plazo de cuatro semanas para estudiar qué hacer con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, “incluyendo el escenario del aplazamiento”, tras la crisis sanitaria mundial que ha desencadenado la pandemia de coronavirus.

Está previsto que los Juegos se disputen del 24 de julio al 9 de agosto, seguidos dos semanas después por los Juegos Paralímpicos, del 25 de agosto al 9 de septiembre.

“La suspensión no está en la agenda”, indicó el COI en un comunicado tras una reunión de su Ejecutiva encabezada por el presidente Tomas Bach.

“A la luz del empeoramiento de la situación a nivel mundial, la Ejecutiva ha dado hoy el primer paso en la planificación de los posibles escenarios”, dice la nota. “El COI, en cooperación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, iniciará conversaciones detalladas para completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria mundial y sus repercusiones en los Juegos Olímpicos, incluida la hipótesis del aplazamiento”, señala el organismo deportivo.

“El COI confía en que habrá finalizado estas discusiones dentro de las próximas cuatro semanas y aprecia mucho la solidaridad y la colaboración de los comités olímpicos nacionales y de las federaciones internacionales para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos”. 

Peticiones masivas 
Ayer mismo, varias federaciones deportivas españolas se unían a la corriente internacional de pedir el aplazamiento. Si en la víspera abrieron la veda los comités olímpicos de Estados Unidos y Noruega, además de varias federaciones deportivas de otros países, cinco federaciones españolas: fútbol, atletismo, natación, balonmano y triatlón, solicitaban al COI la cancelación.

La RFEF emitió un comunicado en el que informa de que su presidente, Luis Rubiales, ha transmitido a Juan Antonio Samaranch, vicepresidente primero del COI, la petición de aplazamiento.  “Lo hizo en la reunión celebrada junto a otras federaciones deportivas españolas y a la que fue convocado por el presidente del COE, Alejandro Blanco”, precisa la Federación de Fútbol. 

La RFEA hizo lo propio. En su nota aboga por “el aplazamiento de los Juegos” al entender que “no se dan las condiciones mínimas para poder preparar de forma adecuada la gran cita para la que  los deportistas llevan trabajado tantos años”.

“La principal y máxima prioridad de RFEA ha sido y seguirá siendo proteger la salud y la seguridad de nuestros atletas, entrenadores xxy de todas las personas que están relacionadas con nuestro deporte”, señala el organismo rector del atletismo español.

 La  RFEN ha decidido “suspender todas las actividades deportivas incluidas en los calendarios oficiales” de las distintas especialidades de la natación “para garantizar la salud de los deportistas”, y con “el apoyo unánime de la comisión de deportistas, solicitamos a las autoridades y organismos competentes el aplazamiento inmediato de los Juegos Olímpicos”.  

La FETRI, por su parte, comunica que considera que “la salud, la igualdad y la fiesta de los aficionados al deporte son intrínsecos a unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos, por ello procede la suspensión de los Juegos”.

Además, al igual que su homóloga estadounidensehizo en la víspera, la Federación Francesa de Atletismo pidió ayer el aplazamiento, al considerar “impensable” que puedan comenzar en las fechas previstas”.

Comentarios