domingo 08.12.2019

Alex Márquez: “Ser rookie del año es uno de mis objetivos”

El pequeño de la saga debutará en 2020 en la cilindrada reina
El campeón del mundo de Moto3 en 2014 y vigente de Moto2 compartirá equipo con su hermano, seis veces campeón de MotoGP  | Luca Piergiovanni
El campeón del mundo de Moto3 en 2014 y vigente de Moto2 compartirá equipo con su hermano, seis veces campeón de MotoGP | Luca Piergiovanni

Alex Márquez, vigente campeón del mundo de Moto2, asegura que su gran objetivo para 2020 es “ser el rookie del año”, en su debut en MotoGP, que domina con mano de hierro su hermano Marc, con quien compartirá equipo.

El pequeño de la saga, que ya ha disputado dos tests con la Honda, asegura que “es una moto más exigente y, sobre todo, lo que me ha costado más son los frenos de carbono, que deben tener una temperatura. En Jerez me sentí mucho mejor. Las diferencias con la moto de Moto2 son grandes y las exigencias mucho más. Tendré que ir acostumbrándome y este invierno tendré que prepararme más, porque es una moto más exigente y cansa más”.

Respecto a lo que espera de su debut en la cilindrada reina, Alex subrayó que “mi primer objetivo es hacer una buena pretemporada y dar todos los pasos hacia adelante posibles. Después del último día de pretemporada en Qatar sabré a qué nivel estoy. Desde ahí ya podré marcarme un objetivo. Ser rookie del año es uno, pero quiero aspirar a más”.

Hasta los test de Sepang no podrá montarse de nuevo en la moto y esta vez será con la de 2020. “Estoy deseando que pase rápido el invierno y quiero intentar aprovechar cada entrenamiento para la pretemporada. Ahora, toca recabar datos y trabajar físicamente, mejorar algo técnicamente en invierno y ver cómo llegamos a Sepang”, indica Márquez. 

Responsabilidad
La evolución de la Honda de 2020 recae sobre Marc Márquez y el británico Cal Crutchlow, pero Alex tiene claro cómo debe ser la temporada con el nuevo equipo. “Responsabilidad tengo, como cualquier otra oportunidad que se te pasa por MotoGP. El equipo me ha dicho que no tenga presión, que sea yo mismo e intente evolucionar. Es un reto bonito y motivador y tengo muchas ganas de la temporada”, dijo el bicampeón del mundo. 

En 2013 probó la Honda de Marc Márquez tras proclamarse campeón del mundo de Moto3, pero esta vez en Valencia se subió en su propia MotoGP. “Aquella fue una experiencia bonita, la moto me llevaba por donde quería y fue divertido probar esas vueltas con Marc. Esta vez me hacía más ilusión que la otra, ahora como piloto de MotoGP, con tu moto. Es especial estar con todos los pilotos, es especial pero a la vez extraño. Me hace especial ilusión, es mi moto en los test con mi propio equipo 100% de MotoGP. Sueño cumplido, pero queda todavía cosas por cumplir”, concluyó.

Comentarios