Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La grandeza del deporte

|

A punto de finalizar las competiciones en la mayoría de las disciplinas deportivas, parece un buen momento para reflexionar sobre las virtudes y excelencias del deporte, y sobre las vicisitudes por las que transitan los clubes, practicantes y espectadores de cualquier tipo de actividad deportiva.
 

Si empezamos por la Liga de fútbol profesional española, podremos observar cómo el club que la temporada pasada no había podido conseguir ningún titulo, es ahora campeón de Liga, de la Supercopa de España y de la Champions. También hemos podido conocer como en la Segunda División, el Almería consiguió el ascenso después de que el Alcorcón -ya descendido- le metiese un gol al Eibar en el minuto 91 del último partido de liga, privando a este de alcanzar el ascenso directo. O en la Primera RFEF, con el Rayo Majadahonda que se clasificó con otro gol en el minuto 94 del último partido, desbancando del play off al Celta B que parecía que lo tenía todo a su favor. 
 

En fútbol viene siendo habitual ver cómo cambia el desenlace de los partidos en los últimos minutos de juego o incluso en el tiempo añadido, lo que da un gran aliciente a los espectadores y hace que se llenen los estadios. Recientemente la selección española se dejó empatar ante la portuguesa en el minuto 82, cuando el público ya hacía la ola.
 

Si hablamos de baloncesto o balonmano, otro tanto de lo mismo. Los equipos se refuerzan cada temporada con lo mejor del mercado, pero solo uno alcanza el título de liga y si cuentan con un Marc Gasol en sus filas todavía resulta mas difícil para el adversario.
 

Si descendemos al deporte de nuestra ciudad, podemos comenzar por recordar los buenos inicios de temporada de los equipos masculino y femenino del RC Deportivo ‘campeones de invierno’, para acabar disputando y perdiendo un play off de ascenso o permaneciendo  en un play out de salvación. ¡Quién nos iba a decir que pasaríamos tantos sufrimientos a lo largo de la temporada! Que se lo pregunten también a Juan Riveiro, entrenador del Arteixo, cuando dijo: “bendito sufrimiento el de pelear por el ascenso, pero no deja de ser una agonía”. Qué decir del Victoria CF coruñés, que de jugar el año pasado la Copa del Rey ante todo un Villarreal, ha pasado este año a tener que salvar la categoría en el último partido de liga.
 

Todos estos ejemplos nos llevan a pensar en la grandeza del deporte, las satisfacciones que proporciona a los aficionados y también “que duda cabe” el sufrimiento ocasionado en algunas ocasiones. El deporte seguramente tiene alguna connotación negativa, pero también muchas positivas. 
 

La grandeza del deporte podemos concretarla en varios ejemplos: Que un partido de tenis entre Nadal y Djokovic dure cuatro horas y los aficionados se queden a verlo hasta altas horas de la noche, tiene mérito. 
 

Que un partido de Youth League o del play off de ascenso a Segunda, congregue en Riazor a más de veinte mil espectadores, tiene mucho mérito, y que se desplacen desde Albacete dos mil aficionados para ver a su equipo, también tiene muchísimo mérito. Felices vacaciones para todos y a pensar en la próxima temporada.

La grandeza del deporte