Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Guillermo Pigueiras (Victoria): “Descender sería un fracaso, no nos podemos engañar”

Guillermo Pigueiras, entrenador del Victoria, durante un partido en San Pedro de Visma | javier alborés
|

El Victoria se jugará su permanencia en Preferente el próximo domingo 29 (18.00 horas) ante el Foz en la última jornada de liga en un Martínez Otero a reventar. El equipo coruñés depende de sí mismo para lograr la salvación pero tendrá que superar a un rival al que solo le vale ganar y la presión de un ambiente de auténtica final.

Los arrastres por los descensos de Tercera de Noia y Sofán han puesto más cara todavía la permanencia para un Victoria que, no obstante, se ha ganado el privilegio de depender de sí mismo después de hacer funambulismo en el alambre durante las últimas jornadas.

Guillermo Pigueiras, técnico del Victoria, admite que el equipo llega muy justo al partido decisivo debido a una larga lista de jugadores tocados (Raña, Jano, Pipo, Plaza, Adri, Martín, Iago Rial, Iago Pérez y Sergito), pero el míster muestra confianza en su plantilla.

“Los jugadores están mentalizados y vamos a plantear el partido con garantías. Sabemos lo que nos vamos a encontrar. Esto también es una formación. Estos jugadores también tuvieron la oportunidad de vivir algo distinto en cuanto a ambiente en los partidos de Copa ante el Hernani y el Villarreal”, destacó Guillermo en relación a la juventud de su plantel y su corta experiencia ante partidos de este tipo en escenarios complicados. 


AMBIENTAZO
El Foz sorteará un coche en   el descanso  del partido ante el Victoria 



Por otro lado, Guillermo relativiza la delicada situación de su equipo tras haber finalizado la primera fase lejos de los últimos puestos y haberle visto las orejas al lobo en los primeros encuentros de la segunda fase.

“El formato de competición te lleva a esto. De otro modo nosotros no estaríamos en esta situación. También es cierto que empezamos la segunda vuelta de la segunda fase con 7 puntos, a 5 del Laracha. Llevamos tres partidos jugando finales. De haber perdido alguna, estaríamos descendidos. Ahora llegamos dependiendo de nosotros y eso es muy importante”, apunta el técnico, que espera que su Victoria pueda protagonizar “un partido largo, no cometer errores y aprovechar las oportunidades”.



Sobre el rival


El Foz afronta la última jornada en busca de una carambola para salvarse tras la agónica victoria del pasado fin de semana en el feudo del Boimorto.

“Es un equipo de repliegue y contraataque. Arriba tiene gente muy rápida por fuera y a David Ben, que juega bien de espaldas. Si juegan directo también pueden hacerlo sobre Gonzalo y Xenxo. En el medio tiene jugadores que además de robar tienen buen trato de balón como Diego Chao, Canario y Alberto. Y atrás, centrales poderosos en el juego aéreo como Iván y Roi”, destaca Guillermo Pigueiras, que reconoce que el Foz sabe sacar partido del ambiente y las condiciones del estadio Martínez Otero .

“Es un equipo que cambia mucho allí. La afición aprieta, es un campo estrechito en el que aprovechan los saques de banda y el balón parado. Además, el Foz cogió confianza con estos últimos resultados. Los daban por muertos y ahora lo ven cerca. Son peligrosos. Antes de venir Gayol les costaba algo la salida de balón pero ahora tienen una serie de mecanismos, sobre todo con Canario sacando el balón desde atrás, que les dan otras opciones”, asegura Guillermo, que no se esconde a la hora de calificar un posible descenso: “Los entrenadores vivimos de los resultados y está claro que descender sería un fracaso. No podemos engañarnos a nosotros mismos. Habría que hacer autocrítica y analizar todos los aspectos de la temporada”.



Plan de viaje


La expedición del Victoria partirá a Foz en la mañana del domingo y ya comerá en la localidad lucense. Al equipo coruñés se unirá posteriormente un autocar fletado por el club repleto de seguidores.

En el Martínez Otero se encontrarán un estadio a rebosar en el que, durante el descanso, se sorteará un coche. Una señal que ayuda a imaginar el ambiente que se vivirá en la final del domingo. 

Guillermo Pigueiras (Victoria): “Descender sería un fracaso, no nos podemos engañar”