Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La final indeseada del Deportivo Abanca

El Deportivo volverá a jugar en Riazor, donde empató hace dos semanas contra el DUX | Patricia G. Fraga
|

El Deportivo Abanca se jugará la permanencia en Reto Iberdrola a una sola carta. El equipo que Miguel Llorente disputará esta tarde (20.00 horas) en el estadio de Riazor la final indeseada, una eliminatoria de ‘playout’ a partido único que, al menos, se jugará en casa. El destino ha querido que otro equipo canario, el Real Unión de Tenerife (Tacuense) se cruce en el camino del Depor en un encuentro defensivo. El otro fue el Femarguín en la fase de ascenso a Primera Iberdrola en la temporada 2018/19.

Toda la temporada y el futuro de la sección femenina del club en 90 minutos (o alguno más). El Deportivo Abanca, que no fue capaz de ganar el pasado sábado al filial del Atlético en Abegondo (2-2), no fue capaz de conseguir la permanencia y, solo tres días después, afrontará la eliminatoria a partido único del ‘playout’ ante el Tacuense.

Para encarar el partido, Miguel Llorente no podrá contar con una de las jugadoras de más peso del equipo, tanto en el campo como en el vestuario. Alba Merino, prácticamente inédita a lo largo de toda la campaña, no estará en el partido más importante del curso. Tampoco Andrea Sierra, que actúa tanto de lateral derecha como de lateral izquierda, lo que obligará al míster del Depor a apostar nuevamente por una futbolista de corte más ofensivo como Eva Dios en el carril zurdo.


Desenlace

En caso de empate habrá prórroga y, si se mantiene, tanda de penaltis 



Alba y Sierra no estarán pero hay una duda más: la presencia o no de la mediocentro vasca Jone Ibáñe, una de las jugadoras de la plantilla con más participación esta temporada pero que, a pesar de haberse vestido contra el Atlético de Madrid B en Abegondo el pasado sábado, no llegó a disputar ni un solo minuto. Eso hace pensar que pueda estar tocada físicamente.

Precisamente ante el filial del Atlético de Madrid, el Deportivo Abanca no completó un buen partido. Ofensivamente dio muestras de espesura con la pelota y, lo más preocupante, dejó sensaciones malas a nivel físico, un aspecto que podría ser fundamental en el encuentro de hoy.

¿Por qué? Porque si hay empate al final del tiempo reglamentario se disputará una prórroga de media hora (dos partes de quince). Si ninguno de los dos equipos consigue terminar los 120 minutos con ventaja en el marcador, la eliminatoria por la permanencia en Reto Iberdrola se resolverá en la tanda de penaltis. La única ventaja que tiene el Depor por el hecho de haber terminado mejor clasificado es que juega en casa.

En una casa, el estadio de Riazor, en la que se espera un gran ambiente ya que el club blanquiazul ha comunicado de que la entrada será libre y gratuita para cualquier aficionado, independientemente de si es socio o no del Depor.

Una de las socias del Depor es jugadora del Tacuense. Miriam, que colgará las botas, será una de las que más sufra en esta final indeseada. 

La final indeseada del Deportivo Abanca