Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

‘Chollas’ (Arzúa): “No bajamos el pistón en toda la liga y eso nos llevó a conseguir el objetivo”

Manuel Losada ‘Chollas’ (43 años) fichó hace un año por el Arzúa | rgd
|

‘Veni, vidi, vici’. Chollas aterrizó en el Arzúa hace poco menos de un año, consiguió el objetivo que se le había marcado (la permanencia) y, el lunes de esta semana, club y entrenador separaron sus caminos.

Han pasado más de 24 horas desde que se dio a conocer la noticia. ¿Qué sensaciones tiene Chollas?
Las sensaciones de dejar un sitio en el que he estado muy a gusto y en el que he aprendido muchísimo en una temporada en la que nos ha pasado de tod. Aún así hemos conseguido el objetivo, que era complicadísimo de por sí.

¿Siente alivio?
Sí, estoy aliviado por haber conseguido el objetivo teniendo en cuenta todo lo difícil que se puso.

¿Por qué no continúa en el Arzúa?
Era el momento de que el club y yo separásemos nuestros caminos.

¿En qué momento se toma la decisión de que no continuará y cómo?
Me reuní con la directiva el lunes de esta semana y se tomó la decisión de separar nuestros caminos.

El camino del Arzúa y Chollas solo ha durado una temporada. ¿Por qué?
Llevo más de diez años entrenando y esta ha sido la temporada más exigente a nivel psicológico que he tenido en toda mi carrera.

Ha dicho: la más exigente de mi carrera.
Cuando fiché solo teníamos tres jugadores, uno de ellos juvenil. Confeccionamos una plantilla totalmente nueva. Fue un desgaste brutal hasta conseguir completarla e incluso incorporamos dos jugadores en la semana del inicio de liga: Ruiz y Viqueira. Nos costó arrancar, pero conseguimos una buena racha de resultados al final de la primera vuelta. El 8 de diciembre tuvimos el accidente de tráfico, luego un parón de 52 días sin competir. En la segunda vuelta empeoramos los resultados pero, aún así, conseguimos el objetivo.


¿Ha sabido a poco la permanencia en la penúltima jornada en el Arzúa?
Hubo momentos de la temporada en los que estuvimos más arriba en la clasificación, pero el objetivo por el que me fichó el Arzúa era el de salvar la categoría y lo conseguimos a falta de una jornada. Seguramente a principio de temporada todos hubiésemos firmado conseguir la permanencia en la penúltima jornada y más viendo los equipos que había en la competición.


¿El club que quiera ficharme? Un proyecto que me ilusione  y me motive 


¿Cuál fue el momento más complicado de la temporada?
Cuando nos enteramos del accidente de la furgoneta que venía de Coruña antes del partido contra el Juvenil. Todo lo demás es secundario.

¿Y a nivel deportivo?
A nivel deportivo, el momento que más daño nos hizo fue el empate del Viveiro en Cantarrana en la última acción del partido. Llevábamos varios partidos mereciendo ganar.

¿En algún momento vio cuesta arriba la permanencia?
Hubo momentos en los que veía a los jugadores bloqueados. Estaban en esa fase en la que el futbolista piensa que no es capaz de ganar, que nicieran lo que hicieran no iba a llegar la victoria.

La del Arzúa era una de las plantillas más cortas de la liga. ¿Le costó gestionarla?
Con una plantilla tan corta es inevitable que surjan complicaciones en algún momento de la liga. Contra el Viveiro en Arzúa, el banquillo estaba formado solo por juveniles. En cerca de un tercio de temporada afrontamos los partidos con dos cambios de jugadores del primer equipo. Eso te obliga a reinventarte como entrenador y a reinventar posiciones muchos futbolistas.

El ejemplo perfecto de polivalencia en el Arzúa fue Pájaro.
Sí, Dani ha tenido que jugar de central, de lateral, de carrilero, de mediocentro, de extremo, de mediapunta... Todos los futbolistas quieren jugar en una posición, pero yo considero la polivencia como una virtud. Utilizar a jugadores en varias posiciones ha sido necesidad del equipo y virtud de los futbolistas.

¿Qué ha aprendido de su etapa en el Arzúa?
Lo importante que es el trabajo. Cuando vienen malos resultados es lo único a lo que te puedes agarrar. No bajamos el pistón en toda la temporada y eso nos llevó a conseguir el objetivo. Si hubiéramos bajado los brazos, estaríamos descendidos a día de hoy.

¿Hubiese sido un fracaso el descenso a Preferente?
Sí, lo consideraría un fracaso. A mí me ficharon para salvar el equipo y lo conseguimos.

Su equipo ha sido uno de los más camaleónicos de la liga a nivel táctico.
Alternamos bastante los modelos de juego, pero hemos sido un equipo más de juego combinado que de contraataque o directo. Ha habido ciertos partidos que el rival nos sometió y nos tocó adaptarnos. Hemos ido a campos de rivales importantes -Polvorín, Barco, Villalbés- y hemos jugado todos esos partidos con modelo combinativo. 







¿La situación clasificatoria en la segunda vuelta le hizo plantearse un Arzúa más conservador a nivel defensivo?
Ha habido momentos en la liga en los que estábamos mal a nivel defensivo y optamos por ir más arriba, defender lejos de nuestra área en lugar de replegar. Entendía que era como más cómodos estábamos. También hubo partidos en los que nos tocó retrasar las líneas porque el rival nos obligaba a ello, como el Polvorín.

Aunque la suya era una plantilla corta, ha habido jugadores del Arzúa que destacaron, y mucho, en la categoría.
Al final es necesario que haya jugadores que brillen a nivel individual para que se puedan conseguir los objetivos. En ese sentido, considero que Iñaki está para dar un salto de categoría porque, en varios partidos, ha sido el mejor jugador del campo contando a los de los dos equipos. Su contribución ha sido vital. En la línea defensiva, Marcos le ha dado agresividad y empaque al equipo. En el medio, Enjamio, David, Toni y Pájaro también han brillado independientemente de cómo los combinase.

¿Le queda alguna espinita clavada?
Que el juego desplegado no se haya traducido en los resultados deseados. En la segunda vuelta hubo partidos en los que jugamos muy bien pero no conseguimos los resultados que merecimos.

Hace dos semanas que ha terminado la liga. ¿Qué recuerdo le queda del Arzúa?
La de un club muy familiar con una afición como la que no he visto nunca. Que un club como el Arzúa lleve varios años en Tercera División tiene mucho mérito.

En dos años serán cuatro los entrenadores que pasen por el banquillo de O Viso.
Hay muchas variables que influyen para que los entrenadores continuemos o no en los clubes.

¿Qué espera Chollas de su futuro?
Como todo entrenador, seguir creciendo en esto del fútbol.

¿Le preocupa no tener equipo la próxima temporada?
No especialmente. Creo que hay cosas más importante en la vida que el fútbol.

¿Qué condiciones debe reunir el equipo que quiera ficharle?
Debe un club serio, que deje trabajar al entrenador. Un proyecto que me ilusione y me motive.

Después de dos experiencias seguidas en equipos de Tercera (As Pontes y Arzuá), ¿sería un paso atrás escuchar propuestas de Preferente?
Evidetemente, uno quiere entrenar lo más arriba posible, pero lo principal es que el club cumpla los requisitos que he dicho en la anterior respuesta.

¿Le ha llamado algún club?
Ahora mismo solo estoy en proceso de desconexión de una temporada que ha sido muy dura.

¿Qué hay de cierto en que ha sonado para un proyecto en el fútbol asiático?
Nada, cero.


Para que los entrenadores continuemos o no hay muchas variables 



¿El Polvorín es el mejor equipo de Tercera esta temporada?
Es el que ganó la liga y, por lo tanto, sí es el mejor equipo. A título personal es el que más me ha gustado a nivel de juego.

El campeón no le ganó ningún partido al Arzúa.
El campeón es el mejor equipo en una liga regular. Otra cosa es que en dos momentos temporales de la temporada hayamos podido contrarrestar sus armas. Se resume con una palabra: fútbol.

¿Ha rendido mejor su equipo ante los mejores de la liga que contra rivales directos?
Probablemente. Hemos tenido mejores resultados contra los equipos de la parte alta. Es la importancia de lo emocional en el fútbol en una plantilla tan joven como la nuestra.

¿Ha tenido que trabajar más el aspecto psicológico que el táctico?

Sí. Ha habido algún partido en el que he hablado lo imprescindible a nivel táctico para centrarnos principalmente en el aspecto psicológico de los futbolistas. Me recuerda mucho a mi primera temporada en el Sada en la que estuvimos las doce jornadas sin ganar con ocho empates. Ganamos el primero contra el Boiro, que iba líder, y nos desbloqueamos mentalmente. Esta temporada ha sido algo similar. Desbloqueamos a los jugadores trabajando más lo psicológico que lo táctico.

¿Se ha llevado alguna decepción esta temporada?
Cada temporada te llevas decepciones y nuevos aprendizajes, pero son cosas que me guardo para mí.

Las promociones y los ascensos se celebran, ¿y las permanencias?
Muchísimo. Y más cuando hay tanta gente involucrada en conseguir el objetivo. 

‘Chollas’ (Arzúa): “No bajamos el pistón en toda la liga y eso nos llevó a conseguir el objetivo”